Domingo, 22 de septiembre, 2019 | 7:52 am

EE.UU agrega pocos empleos, pero el desempleo baja a 4,9%

Desempleo en España
Desempleo en España


WASHINGTON. — Los empleadores estadounidenses agregaron apenas 151.000 empleos en enero, una fuerte desaceleración en comparación con los meses más recientes, pero el país sigue teniendo un mercado laboral sólido.

Los empleadores elevaron los salarios, más gente se sintió lo suficientemente segura como para buscar trabajo y la tasa de desempleo cayó a 4,9%, su nivel más bajo desde 2008.

El informe difundido el viernes por el Departamento de Trabajo mostró que el mercado laboral sigue siendo resistente, pese a que la economía pasa por problemas en asuntos como la manufactura y que enfrenta competencia en el extranjero.

Las nuevas cifras proporcionaron nueva evidencia para la Reserva Federal, que sopesa la posibilidad de elevar las tasas de interés de nuevo después de subirlas desde un mínimo histórico en diciembre.

El aumento de contratación de enero, aunque modesto, siguió a un crecimiento robusto del empleo, de 280.000 puestos en noviembre y 262.000 en diciembre.

El mes pasado, las empresas recortaron plazas en educación, transporte y empleos temporales, pero elevaron la contratación en fabricación, menudeo y alimentos.

Los mercados de valores recibieron el reporte con fuertes pérdidas. El índice Standard & Poor `s 500 perdía 31 puntos (1,6% ) a 1.885 puntos a media tarde.

La cifra se nuevos empleos estuvo por debajo de los pronósticos de los economistas, quienes esperaban una creación de 185.000 puestos de trabajo, según datos de Factset.

Aparte de la desaceleración en la contratación general, los economistas reaccionaron alentados por la mayoría de los demás temas del informe.

“El crecimiento positivo del empleo, la caída en la tasa de desempleo a 4,9% y el aumento en los salarios muestran que Estados Unidos va en la dirección correcta”, opinó Beth Ann Bovino, economista en jefe para Estados Unidos de Standard & Poor’s.

El crecimiento del mercado laboral de enero llega en un momento de incertidumbre para la economía nacional, que según algunos analistas enfrenta un riesgo cada vez mayor de recesión en el próximo año o dos.

Las presiones financieras globales y un mercado volátil de valores han limitado el crecimiento. Aun así, los consumidores estadounidenses han mostrado ser resistentes.

El número de personas que trabajan o buscan trabajo aumentó el mes pasado, mientras que el número de desempleados cayó de 7,9 millones a 7,8 millones, lo que hizo que la tasa de desempleo bajara desde 5,0%.

Noticias Relacionadas