Ecuador y Valencia amargan a Qatar en inicio del Mundial

Ecuador y Valencia amargan a Qatar en inicio del Mundial

Ecuador y Valencia amargan a Qatar en inicio del Mundial

Qatar. — Ecuador amargó la fiesta de Qatar. Al compás de un doblete de Enner Valencia, el equipo sudamericano doblegó el domingo 2-0 al anfitrión de la primera Copa Mundial que se disputa en una nación árabe.

En 92 años de historia del torneo, Ecuador se convirtió en el primer verdugo de un equipo anfitrión en el partido inaugural. “Era el partido más importante del Mundial, era el arranque, era el local”, dijo Gustavo Alfaro, el técnico argentino de Ecuador.

“Había que derribar mitos históricos que te juegan en contra”. “Hoy fuimos unos guerreros espartanos y la camiseta de Ecuador fue el escudo”, agregó el estratega. Valencia fue el gran protagonista para que la Tri alzara vuelo en el Grupo A. Holanda y Senegal se medirán el lunes en el estadio Al Thumama para completar la primera jornada de la llave.

Su primer remate a portería fue anulado por el videoarbitraje para deleite de las cerca de 40.000 personas que llenaban el estadio Al Bayt, pero el capitán de Ecuador y delantero del Fenerbahce turco se resarció minutos después desde los 11 metros tras ser derribado por el arquero Saad Al Sheeb.

Un suave lanzamiento a la izquierda, que engañó a Saad, bastó para desatar la alegría de los animados aficionados de la Tri, en clara minoría frente a la afición local, a los 16 minutos. Valencia volvió a remecer las redes a los 31, cuando cabeceó a placer un pase en profundidad desde la izquierda de Angelo Preciado al primer palo del arquero qatarí.

El empuje de Qatar en los primeros minutos de su debut mundialista quedó pronto anulado por Ecuador, que aprovechó muy bien el juego largo para crear peligro ante la meta de Saad.

La mejor oportunidad del desordenado equipo local llegó en los últimos instantes de la primera mitad, pero el goleador Almoez Ali mandó el balón fuera del arco de Hernán Galíndez, quien hasta entonces no había tenido mucho trabajo.

A pesar de recuperar algo de presencia en la segunda parte y de contar con algunas ocasiones aisladas, los locales no pudieron batir a la ola amarilla que les impidió acercarse a los dominios de Galíndez. Ecuador tampoco pudo doblegar a Saad nuevamente a pesar de intentarlo en varias ocasiones, las más peligrosas a balón parado, tras el descanso.

La victoria de Ecuador en el Al Bayt, cuya arquitectura simula una tienda tradicional beduina en el medio del desierto, los deja un poco más cerca del objetivo de emular su mejor resultado en un Mundial, los octavos de final de Alemania 2006.

Esta es cuarta participación en el mayor torneo de selecciones y su regreso tras perderse la cita de Rusia 2018. “Esto no alcanza, recién empieza y hay que salir a confirmarlo en los próximos partidos”, dijo Alfaro.

Qatar, que logró su boleto de forma automática en calidad de anfitrión, tendrá que esperar para demostrar las cualidades que le llevaron a conquistar la Copa de Asia de 2019 “No hemos empezado de la manera que pensábamos, nos pesó el escenario al principio y ya condicionados todo el partido por los dos goles que recibimos muy temprano”, comentó Félix Sánchez, el timonel español de Qatar.

“El rival nos ha superado en todas las facetas del juego hoy”. Los aficionados ecuatorianos, muchos de los cuales tuvieron cruzar medio mundo para ver a su selección, lograron callar a la ordenada y conjuntada grada de animación qatarí, que por momentos consiguió transmitir su efusividad a la mayoría de público local en las gradas, que se marchó antes incluso del final del tiempo reglamentario.

Después de que las autoridades qataríes prohibieron la venta de alcohol en los estadios en vísperas del torneo, los seguidores de la Tri corearon “íQueremos cerveza!” o su omnipresente “íSí se puede!”, además de iniciar la ola con la victoria ya segura de su lado. Valencia, quien fue elegido el jugador más destacado del partido, abandonó la cancha entre los vítores de su compatriotas hacia el final cojeando tras recibir varios golpes en una rodilla. “Estamos muy contentos por él. Quedó en la historia.

Nunca antes un mismo jugador había hecho un doblete en el inicio del torneo”, dijo el mediocampista Romario Ibarra. Antes del encuentro, el césped del Al Bayt se vistió de fiesta para albergar una colorida ceremonia inaugural que combinó tradición y modernidad, con guiños a mundiales anteriores, con la presencia de todas sus mascotas; a los demás países participantes replicando sus cánticos más conocidos y con una mayoría de mandatarios de la región en el palco.

Ecuador disputará su segundo encuentro el próximo viernes frente a Holanda y cerrará contra Senegal el 29 de noviembre.



AP

Noticias Relacionadas