Economía y cultura

Economía y cultura

Economía y cultura

Antonio ciriaco cruz

Tradicionalmente los economistas invisibilizan el aporte de la cultura al crecimiento y desarrollo económico de los pueblos.

Asumen como “factores” de producción de bienes y servicios a la tierra, trabajo, capital y la tecnología, como los fundamentales para la producción de bienes y servicios.

No obstante, estas ideas se han superado con el paso del tiempo, a tal punto que hoy se habla de la “Economía Naranja”, que incorpora el concepto de cultura y creatividad a la dinámica de producción de bienes y servicios.

La “cultura”, entendida como un sistema de creencias, ideas y valores que influyen y transforman el orden social, no ha escapado al análisis en las ciencias económicas y sociales.

Autores del calibre de: Karl Marx, Max Weber, J.M. Keynes, ThorsteinVeblen, etc., han abordado el tema cultural como parte del orden económico y social.

Para Marx la cultura y el orden social están determinados por el desarrollo de las fuerzas productivas; Weber ve en la religión protestante (creencias) la fuerza que mueve el espíritu del capitalismo; para Veblen, la cultura, las artes, son para la “clase ociosa” la principal forma de consumo conspicuo; y para Keynes, son las artes las que hacen de un Estado lo que es porque las artes crean un “orgullo cívico y un sentido de unidad social”.

En el país el gasto en bienes y servicios culturales ronda los RD$56,749.220 millones (monto ajustado a la inflación a partir de septiembre 2014), representando el 0.92 % del PIB actual, que en comparación con los RD$41,265.6 millones recogidos en la “Encuesta Nacional de Consumo Cultural de la República Dominicana” en 2014 (1.5 % del PIB), refleja una reducción 0.58 puntos porcentuales.

Por último, el gasto cultural creció en 37.52 %, mientras que el PIB nominal creció 111.93 % durante el periodo 2014-2022. El monto gastado en cultura en el país incluye, el gasto en eventos y asistencia a lugares culturales, gastos en Internet y equipos utilizados, compras y participación de los hogares en espectáculos, entre otros, siendo estos renglones afectados por la pandemia. Es un tema para profundizar.



Antonio Ciriaco Cruz

Noticias Relacionadas