Lunes, 19 de agosto, 2019 | 12:27 am

Dominicana soy



Julio y agosto son meses para celebrar la dominicanidad para quienes viven en gran parte de los Estados Unidos. A lo largo de estos meses, las comunidades organizadas en los diferentes estados con grandes grupos celebran fiestas nacionales en calles y parques.

Este año, los dominicanos y comunidades amigas desfilaron y exhibieron símbolos patrios y culturales por el Grand Concourse en el Bronx, New York, a finales de julio.

Los reportes noticiosos aseguran que mas de 10 mil personas se sumaron a la fiesta donde desfilaron los diferentes personajes culturales.

El pasado domingo como ha sido tradición, se realizaron simultáneamente La Gran Parada en New York y el Festival Dominicano de Rhode Island, en Providence. Ambos eventos logran reunir dominicanos de cada uno de esos estados y zonas aledañas quienes se desplazan para desfilar, bailar, cantar y disfrutar cada detalle que tienen estos encuentros al aire libre.

Las banderas ondean en las manos de grandes y pequeños durante todo el proceso. El lienzo tricolor se convierte en camisetas, pantalones, pañuelos y otras muchas prendas de vestir que se exhiben con alegría y orgullo. Estoy convencida que los dominicanos, aun los no nacidos en territorio dominicano, son quienes mas aman la bella Quisqueya.

Describirlo no es suficiente, hay que vivirlo. Sin importar donde nacen o crecen, y aun cuando no hablan correctamente español aseguran ser dominicanos.

Adoran cantar y bailar bachata, perico ripiao y merengue. Son amantes del arroz con habichuela, sancocho, mangú con salami, pastelitos, empanadas, chimichurris y demás comidas típicas de la gastronomía dominicana.

Seguir cosechando nuestro legado es responsabilidad de todo los que estamos adentro y afuera de nuestro terruño. Yo hago mi parte ¿y tú?

Dilenia Cruz

Publicidad