Djokovic: No aislarse tras dar positivo fue "un error"

Djokovic: No aislarse tras dar positivo al Covid-19 fue «un error»

Djokovic: No aislarse tras dar positivo al Covid-19 fue «un error»

Novak Djokovic admite que cometió un “error de juicio” al acudir a una entrevista y una sesión de fotos en Serbia tras dar positivo en coronavirus el mes pasado.

MELBOURNE, Australia.-Novak Djokovic sabía que había dado positivo en COVID-19 cuando acudió a una entrevista con un periódico y una sesión de fotos en su centro de tenis en Serbia el mes pasado, un “error de juicio” porque debería haberse aislado de inmediato.

En una declaración publicada el miércoles en sus redes sociales, el astro del tenis también atribuyó a un “error humano” que su equipo de apoyo no declarase que había viajado en las dos semanas previas a llegar a Australia. La visa del serbio fue primero revocada y luego restituida, en una controversia que gira en torno a si se le debería permitir la entrada en el país pese a no haberse vacunado contra el COVID-19.

El caso ha provocado indignación en Australia y empañado la antesala del Abierto de Australia. Djokovic admitió los lapsus y dijo que quería aclarar la “desinformación” sobre sus movimientos tras su positivo del mes pasado, aunque no especificó a qué imprecisiones se refería.

Las cuentas oficiales de Djokovic en las redes sociales publicaron un comunicado mientras él entrenaba en la Arena Rod Laver, su tercer ensayo desde que salió del hotel de detención migratoria. La situación de Djokovic, campeón defensor del Abierto de Australia, donde se ha coronado nueve veces, sigue en el limbo de cara al primer major de la temporada, que se inaugura el lunes.

El número uno del ranking mundial ganó el lunes una batalla legal por cuestiones de procedimiento, lo cual le permitió permanecer en Australia. Sin embargo, sigue enfrentando una posible deportación porque se ha cuestionado su exención a las normas de vacunación contra el COVID-19.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Novak Djokovic (@djokernole)

La decisión depende por entero de si el ministro australiano de Inmigración considera que expulsarle iría en interés público por salud y seguridad.

La deportación podría implicar sanciones como tres años de entrada vetada a Australia, una perspectiva sombría para un jugador que ha ganado allí casi la mitad de sus 20 títulos del Grand Slam. Documentos judiciales que detallaban el positivo de Djokovic desataron especulaciones sobre la asistencia del tenista a varios actos en su Serbia natal el mes pasado.

También se han planteado dudas sobre errores en su formulario de inmigración que podrían conllevar la anulación de su visa. En el formulario, Djokovic negó haber viajado en los 14 días previos a su vuelo a Australia.

El astro residente en Montecarlo fue visto en España y Serbia en ese periodo de dos semanas. Mediante un comunicado difundido en Instagram, Djokovic dijo que se habían producido comentarios “dolorosos” sobre el tema. Afirmó que deseaba salir al paso de la “desinformación constante”, con el objetivo de “aliviar las preocupaciones en la comunidad sobre mi presencia en Australia”.

El deportista de 34 años explicó que se había sometido a pruebas rápidas que dieron negativo en los días anteriores a arrojar positivo en un análisis que se le practicó sólo “por precaución”, dado que no presentaba síntomas, tras asistir a un juego de baloncesto en Belgrado el 14 de diciembre.

Recibió el resultado a últimas horas del 17 de diciembre, según dijo, y canceló todos sus compromisos salvo una entrevista con el diario deportivo francés L’Equipe al día siguiente. “Me sentí obligado a darla (la entrevista) … pero me aseguré de cumplir con el distanciamiento y llevar mascarilla, salvo cuando me hicieron las fotos”, dijo Djokovic.

“Si bien es cierto que fui a casa tras la entrevista para aislarme por el periodo que se requiere, reflexionándolo, reconozco que esto fue un error de juicio”.

Serbia requiere que todo contagiado con COVID-19 debe aislarse durante ocho días, pero pueden salir antes si dan negativo en una prueba. El reportero de L’Equipe que hizo la entrevista escribió en el diario que él y el fotógrafo que le acompañó usaron barbijos durante la sesión — y mantuvieron distancia salvo un breve momento en el que Djokovic se despidió.

El reportero dijo que dio negativo a COVID-19 el lunes, pero no mencionó el estatus del fotógrafo. Sobre la declaración de viaje, dijo que ésta fue presentada en nombre suyo por su equipo de apoyo. “Mi agente se disculpa sinceramente por el error administrativo por seleccionar la opción incorrecta”, dijo.

“Fue un error humano y de ninguna manera deliberado. Mi equipo ha proporcionado información adicional al gobierno de Australia para aclarar este asunto”. La decisión podría tomar unos días, aunque se espera que el sorteo para determinar los cuadros del Abierto de Australia se haga el jueves.

La oficina del ministro de inmigración, Alex Hawke, informó que el equipo legal de Djokovic había presentado otros documentos y añadió: “Naturalmente, esto afectará los plazos para dar una decisión”.

El meollo es si Djokovic tiene una exención válida respecto de las reglas que exigen a cualquier persona que viaja a Australia haberse vacunado.



Avatar

AP

Noticias Relacionadas