¿Dictadura del silencio?

542
Renaldo Bodden

El despelote inició cuando Cristóbal Marte violentó en el aeropuerto el protocolo establecido por la Fedovoli de que hablarían en orden: Alexis García, Soterio Ramírez, Luis Mejía, el propio Marte y Brayelin Martínez.

Marte arrancó con su discurso de barricada y ya ahí estaba la noticia, ¿para qué más? Y por ello cayó en el vacío el verdadero impacto del triunfo y el propósito del recibimiento a las campeonas del mundo, sin precedentes. Como periodista de más de 30 años en ejercicio lamento que Marte arremeta contra un vulnerable sector que rinde labor en el Ministerio de Deportes y lo incluye en lo que llamó “la dictadura del silencio”.

Qué lástima que no estoy en ese grupo de hombres que se acoge al sagrado derecho de ganarse la vida dignamente a través del Estado.

Los dirigentes olímpicos y federados, también embarrados por Marte, sabrán si salen a defenderse. Sucede que Marte arremete contra la gestión de Jaime David Fernández Mirabal, pero se desborda en loas, con ribetes de lisonjas, hacia el hombre que lo mantiene en el puesto por los últimos tres años, el presidente Danilo Medina.

¿Acaso no es eso una especie de la “dictadura del silencio” que él proclama contra los demás? ¡Más bueno que es así!

-- publicidad --

1 COMENTARIO

  1. Lo que sucede es que Marte se atreve a decir lo que todos saben, pero todos deciden mantener en silencio.

    En este país todo tiene su precio, y la prensa deportiva no es una excepción.

    Alexis no se atreve a decir esta boca en mía, para defender al voleibol.

    Por qué lo hace?

    Eso no hay ni que responderlo

Comments are closed.