Alexis Rafael Peña.

Nueva vez estamos en enero de 2020, en donde el pasado 21 de enero de 1998 por iniciativa del Comité de Ministros del Consejo de Europa, aprobó la primera legislación en mediación familiar, llamada por estos “Recomendación 98”; en donde por primera vez se planteó celebrar el Día Internacional de la Mediación.

Asimismo, recordarles a las personas lectoras de Conflictos y Mediaciones que el 30 de enero se celebra a la vez, el “Día Escolar de la No Violencia y la Paz”, fecha que puede ser aprovechada por las escuelas, colegios e institutos educativos para realizar jornadas en torno a la convivencia y la paz.

Además, el Día Mundial de la Mediación es un acontecimiento para los profesionales formados en mediación, ya que desde sus capacidades, destrezas y habilidades están preparados para realizar las mediaciones con herramientas básicas, mejoradas y actualizadas.

Ellos y ellas, son la base de un buen acuerdo entre las partes. Pero además, con una adecuada mediación basadas en las etapas, estrategias y habilidades, marcan un antes y después del conflicto entre las personas.

En relación a “Día Internacional de la Mediación” por celebrarse en el primer mes del año es adecuado para los centros de mediación, institutos superiores de educación y para las organizaciones no gubernamentales, plantearse un plan en lo académico, practico y hasta legislativo para proyectar y promover la resolución alternativa de conflictos en la sociedad.

Decenas son las actividades que podría realizarse a favor de estos métodos alternativos, ya que los mismos son viables para insertarlos en todas las actividades académicas, laborales, gremiales, sindicales, eclesiales u otras actividades humanas.

Estos no tienen desperdicios ni desventajas. Aunque para algunos especialistas creen que tienen algunas, pero que desde nuestro parecer, son irrelevantes ante sus ventajas.

En vez de las personas afrontar conflictos en los tribunales, entiendo recomendable ir a mediación, desde la cual las partes asistidas por una persona mediadora pueden abordar sus controversias desde los ámbitos civiles, penales, de tierras, contencioso administrativo u otros; al margen del juez imparcial decisorio. Claro, basado en las pruebas presentadas por las partes en el tribunal por los profesionales del derecho.

De modo que, los conflictos tienen vías alternas que las adversariales, en donde son las mismas personas en controversias, las que tienen las oportunidades de buscar salidas armónicas y pacificas a sus diferencias. Además, que no requieren tener un profesional del derecho ni presentar pruebas o evidencias de lo que entiende es su verdad.

Es conocido por las personas lectoras de esta columna, que desde hace varios años planteo ante la presidencia de la Republica y al Congreso Nacional dominicano, la necesidad de que el 21 de abril sea declarado como Día Nacional de la Persona Mediadora. Ya que desde el año 2006 a la fecha, se han graduados cientos de mediadores y se han aperturado varios Centros de Mediación en lo familia, comunitario, vecinal y educativo. Espero que en este 2020 año de tres elecciones: municipales, congresuales y presidenciales; la resolución alternativa de conflictos (RAC) y la mediación, sean puntos de debates entre los candidatos y candidatas para tener en el futuro, una paz construida desde la gente para la gente.

Que el “Día Internacional de la Mediación” y el “Día Escolar de la No Violencia y la Paz”, nos abran las puertas a una convivencia entre las personas y a la vez, abra corazones tanto entre las personas mediadoras como entre las que dirigen instancias estatales para que con su auspicio en recursos humanos y económicos, la Republica Dominicana cuente con Centros de Mediación, Conciliación y Negociación de Conflictos en cada distrito, municipio y provincia.

A la vez, con una ley de Resolución Alterna de Conflictos (RAC), analizada y consensuada entre los actores sociales, académicos y políticos. Espero que estos 12 meses nos ilumine en estos planteamientos.

-- publicidad --