Martes, 15 de octubre, 2019 | 12:15 am

Deseo sexual y postparto, como afecta a las parejas



Después del parto, en la mayoría de las mujeres el deseo sexual disminuye. Algunas de las razones son el agotamiento que ocurre luego del trabajo de parto, las molestias de las mamas regurgitadas de leche y del útero mientras se contrae, el tiempo dedicado al bebé y el temor de volver a quedar embarazadas.

Cuentan también los cambios en los niveles hormonales de la mujer, pues algunas hormonas que estaban aumentadas durante el embarazo descienden a niveles normales después del parto y otras aumentan a causa de la lactancia materna y esto puede alterar el humor y la libido de la mujer.

Por otro lado, el marido ha pasado por unas semanas de abstención de actividad sexual en los últimos días del embarazo y parto, y está deseoso de reanudar las relaciones íntimas con su pareja, pues su deseo sexual se encuentra generalmente inalterado.

En algunos casos, en los cuales el hombre ha estado presente en la labor de parto y durante el mismo, queda afectado en menor o mayor grado y puede sentirse culpable por el cuadro de dolor que ha presenciado en su pareja.

En este caso, su libido o deseo sexual puede afectarse y disminuir. Esta situación es transitoria, y generalmente desaparece cuando su pareja se recupera.

Es importante mantener una relación de respeto mutuo y confianza, ambos tratar de entender la situación del otro y no preocuparse por la disminución de la libido, pues generalmente esta situación es transitoria.

sexualidad

Publicidad