Demócratas buscan votos para llevar testigos claves a juicio contra Trump

171
La oposición necesita el apoyo de cuatro republicanos, pero hasta el momento solo cuenta en el Senado con el apoyo de dos.

WASHINGTON.-La mayoría republicana de Estados Unidos confió ayer en cerrar rápidamente y sin convocar testigos el juicio político al presidente estadounidense, Donald Trump, que puede acabar como pronto este viernes si los aliados del mandatario se salen con la suya.

El crucial voto en el Senado para decidir si se convocan testigos llegará hoy por la tarde y, si el resultado es negativo, el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, planea impulsar una votación final para absolver a Trump de los dos cargos políticos que enfrenta por sus presiones a Ucrania.

En ese caso, los demócratas podrían tratar de aplazar la votación proponiendo enmiendas, por lo que el proceso podría alargarse hasta mañana.

“Yo ya he oído suficiente. No creo que haga falta (deliberar). Estoy listo para votar”, dijo ayer el senador conservador Mike Rounds.

El plan de los republicanos depende, sin embargo, de muchas variables, y todavía no puede descartarse que los demócratas reúnan los 51 votos necesarios para convocar a testigos clave, como el exasesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton.

La oposición necesita reclutar para ello al menos a cuatro republicanos, y de momento solo dos senadores -Mitt Romney y Susan Collins- han insinuado que les apoyarán, mientras que otros dos, Lisa Murkowski y Lamar Alexander, han mantenido la intriga.

El influyente senador republicano John Barrasso pronosticó este jueves que los republicanos lograrán los votos para bloquear a los testigos, pero eso no frenó la especulación sobre la posibilidad de que esa votación acabe en un empate a 50 entre los cien miembros del Senado.

Algunos demócratas confían en que el presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, vote en ese caso para deshacer el empate, dado que ha asumido temporalmente el papel de jefe del Senado durante el juicio político.

Sin embargo, no hay nada en la Constitución que indique que el jefe del Senado esté obligado a romper empates durante un proceso de destitución.

Por tanto, pocos esperan que Roberts se preste a asumir ese incómodo papel si se diera esa circunstancia; y si el juez se negara, daría en la práctica la victoria a los republicanos, porque no habría una mayoría suficiente para convocar testigos.

La sesión en el Senado comenzará hoy con dos horas de argumentos finales tanto para la acusación de Trump como para sus abogados, por lo que el voto sobre testigos podría aplazarse hasta las cinco de la tarde si la defensa utiliza todo el tiempo que tiene disponible, algo poco probable.

Los republicanos no quiere alargar el juicio contra Donald Trumo mucho más allá de la mañana del sábado.

Papel de los testigos

— Antecedente
El Senado de Estados Unidos convocó en 1999 testigos para el juicio político de destitución contra Bill Clinton, y luego deliberó durante tres días a puerta cerrada antes de pronunciarse sobre si el mandatario era culpable.

Caso de Bill Clinton

1999 Año de Clinton.
El presidente Bill
Clinton fue absuelto por el Senado de Estados Unidos, luego de ser llevado a juicio.

-- publicidad --