De errores, fracasos y cambios

De errores, fracasos y cambios

De errores, fracasos y cambios

En mi vida hay ciertos errores recurrentes (hoy hablo en primera persona). Errores de los cuales soy consciente, sé que debo evitarlos, pero cuyos efectos no me desequilibran.

Claro, este conocimiento ha llegado después de escuchar, reflexionar y aceptar. El siguiente paso es cambiar, eso llegará.

Luego están los errores-fracasos que sí me afectan y son una losa para sentirme bien. No hay mayor frustración que saber que hay algo en mi vida que debo cambiar y no hacerlo.

Empiezo a buscar excusas, justificaciones (y las encuentro, muchas), culpo a otros porque son los que “provocan” en mí esas acciones. Me enfado y defiendo con uñas y dientes si a alguien se le ocurre aconsejarme al respecto.

Y es así porque soy totalmente consciente de que debo enfrentarlo, pero sinceramente muchas veces no tengo las fuerzas para hacerlo dentro del trajín intenso de vida y de mis otras mil prioridades.

Lo pospongo, no lo pienso y lo dejo dormido hasta que vuelve a surgir y el efecto cada vez es mayor.

¿A dónde quiero llegar? Pues que cambiar no es fácil, solo sobre el papel y en las películas. Saber que lo tienes que hacer, sí, pero dar el paso y lograrlo es otro tema.

Aunque algo sí he conseguido, no ver el problema en los demás, dejar de justificarme y asumir mi responsabilidad.

Ser sincera conmigo: las cosas suceden no por lo que hacen los demás sino por lo que hago yo y, ante todo, por cómo reacciono.

No puedo seguir gritando al mundo que es injusto cuando no soy capaz de aceptar mis errores, fracasos y modificarlos para lograr resultados diferentes. Por lo menos me da tranquilidad saber que la solución está en mi mano, ahora toca decidir y actuar.



Avatar

Ana Blanco

Etiquetas

Noticias Relacionadas