Cumbre climática plantea retos del planeta con altas temperaturas

Intensidad. El período 2015-2019 se cataloga como el quinquenio más caluroso. Estado. La Tierra está sometida a agresiones dramáticas.

MADRID, ESPAÑA.-Este año cerrará una década con niveles récord de temperaturas y 2019 será, al menos, el segundo o tercero más caluroso desde que hay registros, dijo hoy el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Petteri Taalas, para quien los esfuerzos para proteger el clima son aun insuficientes.

Estas temperaturas “excepcionales” están teniendo un alto impacto en el clima, advirtió Taalas durante una rueda de prensa en la cumbre de cambio climático en Madrid, de acuerdo a los datos aún provisionales de un informe de la OMM publicado este martes.

El periodo que incluye los últimos cinco años (2015-2019) también habrá sido el más caluroso “casi con toda probabilidad”, añadió el experto.

Las evidencias confirman que se está derritiendo cada vez más el hielo de los polos, están aumentando las olas de calor y su intensidad, las inundaciones, los grandes incendios, las tormentas y los fenómenos meteorológicos extremos debido a los gases de efecto invernadero a causa de la actividad humana.

Aunque el mundo “está haciendo esfuerzos y aumentando su ambición” para luchar contra la crisis climática, “no es suficiente”, aseguró Taalas.

A su vez, Taalas aprovechó su intervención para valorar “la ambición” del sector privado que empieza a adoptar mayores compromisos con el desarrollo y la aplicación de soluciones innovadoras verdes y el despegue de industrias sostenibles en numerosos lugares; el impulso de los vehículos eléctricos es solo un ejemplo, dijo.

“El mundo se está moviendo” pero el problema del calentamiento sigue aumentando y el nivel de ambición para combatirlo “no es suficiente” para cumplir lo establecido en el Acuerdo de París.

En dicho pacto mundial por el clima, que será de plena aplicación en 2020, se establece no superar los 2 grados de calentamiento en este siglo y preferentemente mantener el aumento de la temperatura como máximo en 1,5 grados, porque por encima de esos umbrales los daños serían dramáticos para el planeta.

El rey habla con Guterres

El rey de España, Felipe VI, recibió ayer al secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, con quien comentó el desarrollo de la cumbre mundial del clima que se desarrolla en Madrid para impulsar la lucha global que frene el impacto de la emergencia climática.

El encuentro tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela en paralelo a la COP25, que inauguró el lunes Guterres y el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, en el recinto ferial de Ifema de Madrid.

Don Felipe y el exprimer ministro portugués ya se vieron en la recepción que los reyes ofrecieron en la tarde de ayer en el Palacio Real a los jefes de Estado y de Gobierno y a representantes de las delegaciones que asisten a la cumbre, procedentes de cerca de 200 países.

En su conversación de ayer, Guterres informó al rey de los principales objetivos que la ONU se marca para la COP25 ante la emergencia climática que vive el planeta.
En la presentación de la cumbre, Guterres apremió a los países a tomar medidas más ambiciosas porque “el punto de no retorno está a la vista”.

Retos y conclusiones

—1— Problemas
El mundo está afrontando la crisis climática con instituciones del siglo diecinueve.
—2— Advertencia
Un colectivo de 100 científicos advierten sobre la urgente necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
—3— Retos
La cumbre planteará firmes conclusiones.

-- publicidad --