Viernes, 18 de octubre, 2019 | 8:18 pm

Cuba: Obama será “bienvenido”, pero sin concesiones políticas


President Barack Obama stops to wave before he enters Air Force One before departing Cecil Airport in Jacksonville, Fla., Friday, Feb. 26, 2016. (AP Photo/Rick Wilson)
President Barack Obama stops to wave before he enters Air Force One before departing Cecil Airport in Jacksonville, Fla., Friday, Feb. 26, 2016. (AP Photo/Rick Wilson)


LA HABANA.Cuba dará la bienvenida al presidente estadounidense Barack Obama, pero advirtió que no hará concesiones políticas ni renunciará a “uno solo de sus principios” revolucionarios y antimperialistas.

Obama “será bienvenido por el Gobierno de Cuba y su pueblo con la hospitalidad que los distingue y será tratado con toda consideración y respeto”, pero “nadie puede pretender que para ello, tengamos que renunciar a uno solo de sus principios, ceder un ápice en su defensa”, dijo un editorial del diario oficial Granma.

Cuba reitera a su vez, plena disposición a mantener un diálogo respetuoso con el Gobierno de los Estados Unidos y a desarrollar relaciones de convivencia civilizada. Convivir no significa tener que renunciar a las ideas en las cuales creemos y que nos han traído hasta aquí, a nuestro socialismo”, enfatizó.

Añadió que “no se puede albergar tampoco la menor duda respecto al apego irrestricto de Cuba a sus ideales revolucionarios y antimperialistas”.

Según el órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC, único), la visita se realizará entre “el 20 y el 22 de marzo próximos” y “forma parte del complejo proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales, que apenas se inicia y que ha avanzado sobre el único terreno posible y justo: el respeto, la igualdad, la reciprocidad y el reconocimiento de la legitimidad de nuestro gobierno”.

Tras el proceso de deshielo iniciado el 17 de diciembre de 2014, y el restablecimiento de relaciones el 20 de julio de 2015, “se ha llegado a este momento como resultado de la heroica resistencia del pueblo cubano y su lealtad a los principios, la defensa de la independencia y la soberanía nacionales, en primerísimo lugar”, subrayó.

“Esta será una oportunidad para que el Presidente de los Estados Unidos aprecie directamente una nación enfrascada en su desarrollo económico y social, y en el mejoramiento del bienestar de sus ciudadanos”, dijo.

De lo que se trata en los vínculos con los Estados Unidos “es que ambos países respeten sus diferencias y creen una relación basada en el beneficio de ambos pueblos”, subrayó.

Noticias Relacionadas