Viernes, 22 de marzo, 2019 | 7:32 pm

¿Cuáles son los meses perfectos para buscar trabajo, comprar una casa o casarse?

El éxito en algunas decisiones en la vida podría ser favorecido o perjudicado por la época del año en que las tomamos.
El éxito en algunas decisiones en la vida podría ser favorecido o perjudicado por la época del año en que las tomamos.


Muchos de nosotros repensamos nuestras vidas en enero, hacemos exámenes en mayo o junio y nos casamos en verano.

Otras actividades, como comprar una casa o solicitar un empleo, las hacemos durante todo el año.

Pero ¿y si hubiera una mejor manera de hacer cada cosa?

Resulta que cuando se trata de eventos de la vida como estos, algunos meses son más óptimos que otros.

Por supuesto, es poco probable que puedas reprogramar tu año en función de algunas de estas cosas. Pero si pudieras, ¿cómo sería?

Aquí te ofrecemos una idea de cómo puedes organizar tu calendario de una manera mejor y más inteligente.

Enero: el mejor mes para solicitar un trabajo

Tal vez por nuestras ganas de pasar página, Google arroja el máximo número de “empleos” en enero, según datos de los sitios web de contratación de Reino Unido TotalJobs y Pagegroup.

Pero en realidad pocos terminan aplicando para un puesto en este mes, si se compara con otros meses. Eso convierte a enero en una buena época del año para mandar aplicaciones.

Enero también es un buen mes por otras razones: es un momento en que pocos se van de vacaciones, por lo que hay más empleadores listos para tomar decisiones rápidas de contratación.

Maleta.El primer mes del año los empleadores están más decididos a contratar nuevos trabajadores.

En este mes las empresas generalmente también obtienen sus nuevos presupuestos de contratación para el año.

Y como los bonos anuales a menudo se pagan en diciembre, muchos esperan hasta enero para cambiar de trabajo, lo que significa que puede haber una gran cantidad de nuevas vacantes en enero.

Febrero: el mejor mes para comprar un seguro de automóvil

En algunos países las primas de seguros de auto suben en diciembre.

Esto se debe al aumento en el número de conductores en la carretera, combinado con condiciones climáticas desfavorables que tienden a generar accidentes.

Las vacaciones de invierno también influyen en esto, ya que los centros de llamadas tienen menos empleados y se generan menos cotizaciones de seguros, provocando una caída en la competencia que permite precios más altos.

Sin embargo, sea cual sea la época del año, comprar una póliza tres semanas antes de la fecha de renovación es óptimo, según una investigación realizada por MoneySavingExpert, un sitio web británico de asesoramiento sobre finanzas personales.

Auto.Solicitar una póliza de seguro de automóvil con suficiente antelación podría darte precios más bajos.

El sitio analizó millones de citas y descubrió que el momento óptimo para comprar una póliza de seguro de automóvil era 21 días antes de su renovación.

La compañía dice: “Todo se basa en el riesgo: comprarlo tres semanas antes de que lo necesites sugiere que eres más cuidadoso y organizado, mientras que si lo dejas para el último momento se te considerará como un cliente de mayor riesgo”.

Marzo: el mejor mes para casarse

El momento más popular para casarse en Estados Unidos es el otoño, mientras que en Reino Unido es el verano.

Como resultado, estas con también las épocas más caras del año.

Al menos en los países del hemisferio norte, es probable que reduzcas tus gastos si contraes matrimonio en un mes fuera de temporada como enero, febrero o marzo.

Novios.Las bodas menos costosas tienden a generar matrimonios más duraderos, según un estudio en Estados Unidos.

Por ejemplo, en Australia -donde el mes más popular para una boda es durante la primavera, en noviembre- junio sería el mes menos común y, por tanto, una mejor opción.

La elección de mes podría tener implicaciones no solo en términos de presupuesto. Un estudio de 3.000 parejas de Estados Unidos encontró que las personas que celebraban una ceremonia de boda más barata tenían mejores probabilidades de tener matrimonios más prolongados.

Abril: el mejor mes para tratar de tener un bebé

Cuando se trata de la fertilidad, un factor importante es la salud y la cantidad de esperma. Varios estudios han encontrado que ambos tienden a alcanzar su punto máximo en la primavera.

Las muestras de esperma de 29.000 hombres de Estados Unidos durante un período de 17 años tuvieron el mayor número de espermatozoides en movimiento en primavera, y el más bajo en el verano.

Mientras tanto, un estudio suizo con más de 12.000 hombres también encontró que la concentración de esperma era también más alta en la primavera y más baja en el verano.

Embarazada.Abril suele ser un mes de mayor fertilidad por una serie de razones.

Esto no significa que tendrás mayores probabilidades de quedar embarazada en abril que en otras épocas del año.

Pero ciertamente no está mal intentarlo en ese mes.

Mayo: el mejor mes para tomar una decisión importante

Aunque enero tiende a ser un momento popular para tomar decisiones importantes, para aquellos en el hemisferio norte no es necesariamente el mejor momento de hacerlo.

Esto se debe a que muchos de nosotros nos sentimos un poco más deprimidos en los meses de invierno, sobre todo para el casi 10% de las personas que se estima padecen de un trastorno afectivo estacional.

Cuando nos sentimos deprimidos, también somos más reacios a tomar riesgos.

Hojas.La depresión provoca que no nos lancemos a tomar decisiones trascendentales para la vida.

Eso significa que podría ser un mejor momento para considerar hacer las cosas con consecuencias potencialmente graves porque tendremos más probabilidades de considerar los riesgos.

Pero la aversión al riesgo no siempre es útil en la toma de decisiones.

Sentirse deprimido también nos hace más conflictivos e indecisos, lo que provoca que sea más difícil tomar una decisión.

Entonces, para muchos tipos de decisiones, probablemente es mejor esperar hasta que los días pasen y nuestro estado de ánimo se levante. Eso puede ser en mayo.

Junio: el mejor mes para ir al hospital

Nunca es un buen momento para enfermarse, pero algunos meses son peores que otros.

En las latitudes del norte, el invierno es el momento más común y peor del año para una visita al hospital.

Enfermo.En verano, muchos hospitales reciben doctores recién graduados, lo que aumenta el riesgo de errores médicos.

Internacionalmente, las admisiones hospitalarias por muchas enfermedades alcanzan su punto máximo en invierno.

Eso significa que los hospitales suelen estar muy ocupados en esta época del año y hay menos camas disponibles, así como tiempos de espera más largos.

En verano, por otro lado, hay pruebas de que la llegada de nuevos graduados de medicina -generalmente en julio y agosto- pueden ser más riesgosos. Así también sucede con los médicos jóvenes que cambian de roles.

Los críticos argumentan que la combinación de la inexperiencia de los novatos y la rotación masiva -producto de la cual menos médicos están completamente familiarizados con su función- puede llevar a un aumento en los errores médicos.

Julio: el mejor mes para presentarte a un examen

Muchos de nosotros no podemos escoger cuándo haremos un examen.

Pero en caso de que podamos, conviene más programarlo para mediados de verano, al menos si la prueba requiere mucha atención.

Un estudio reciente sugiere que la actividad cerebral y las habilidades cognitivas pueden seguir un ciclo anual.

Lápiz.Tomar un examen en julio podría traerte mejores resultados.

Cuando se realizaron pruebas a 28 jóvenes en diferentes épocas del año, los investigadores descubrieron que en verano prestaban más atención que en invierno.

Sin embargo, para tareas que requerían ejercicios de memoria, el rendimiento era mejor en otoño y peor en primavera.

Una investigación con ratones sugiere que la región del cerebro que responde al cambio en la duración del día -el núcleo supraquiasmático- es la misma que controla el reloj circadiano maestro que regula los ciclos diarios de las hormonas, el apetito y el estado de ánimo.

Es probable que la duración del día tenga un efecto en los procesos cerebrales, pero los científicos aún no entienden cómo funciona esto.

Un estudio con 182 adolescentes noruegos encontró que la época del año no tenía efecto en la memoria, el aprendizaje, los tiempos de reacción o las habilidades para resolver problemas.

Aún así, si eres supersticioso, tomar tus exámenes en el verano no te hará daño.

Agosto: el mejor mes para comprar una casa

En Estados Unidos, la primavera es el momento más popular para comprar una casa, tal vez porque el buen clima inspira a las personas a tomar decisiones.

Abril, mayo y junio ofrecen el mayor número de ofertas de casas nuevas, según el sitio de bienes raíces estadounidense Zillow. De esta manera el comprador tiene un mayor número de opciones.

Casa.En verano las casas tienden a ser más económicas y podría haber una mayor variedad de opciones.

Sin embargo, la cantidad de otros compradores que están en lo mismo hará que los precios suban.

Abril es el mes más competitivo, y es cuando más les suben los precios a las casas.

Zillow recomienda buscar una casa en agosto y septiembre, meses donde suele haber buenas rebajas así como una variedad bastante amplia.

En 2016, “en casi todos los grandes mercados analizados, la mayor parte de las ofertas con al menos una rebaja de precios ocurrieron en agosto y septiembre”, dice el sitio.

Septiembre: el mejor mes para nacer

Por supuesto, no decidimos cuándo nacemos.

Pero si estás tratando de planear un embarazo hasta el último detalle, a pesar de que el esperma está en su forma óptima en la primavera, puedes darle a tu hijo una mejor oportunidad al tratar de dar a luz en septiembre.

Investigadores han descubierto que los bebés nacidos este mes obtienen mejores resultados en los exámenes, tienen mejores habilidades cognitivas, tienen menos probabilidades de ser acosados y es más probable que asistan a una universidad de primer nivel que los niños que nacieron solo un poco antes, en agosto.

bebéEl éxito de tu hijo en la vida podría ser mayor si viene al mundo en septiembre.

Esto podría ser posible porque el año escolar comienza alrededor de septiembre en países desde Australia hasta Estados Unidos.

Pero el año escolar no es la única explicación para el llamado “efecto septiembre”.

Un estudio de casi 1,600 centenarios estadounidenses descubrió que las personas nacidas entre septiembre y noviembre también tenían más probabilidades de vivir hasta los 100 años.

Las mujeres nacidas en los meses más cálidos como este tienen menos probabilidades de desarrollar problemas de salud posteriores, como enfermedades cardíacas o resistencia a la insulina.

Octubre: el mejor mes para comprar acciones

“Vende en mayo y desaparece” es un antiguo refrán en el mundo de las inversiones.

Esto se refiere a la creencia tradicional de que las acciones muestran un desempeño más débil en el verano, de mayo a octubre, y un desempeño más sólido en el invierno, de noviembre a abril.

Según el refrán, deberías vender acciones en la primavera, justo antes de la pausa del verano, y comprarlas en otoño, justo antes de que su valor vuelva a aumentar.

Y hay una gran cantidad de verdad en este viejo adagio.

Una investigación en 1998 descubrió que esto se cumplía en 36 de los 37 mercados estudiados.

El efecto puede ser el resultado de fluctuaciones estacionales en el optimismo de los inversores.

Bolsa de valores.“Vende en mayor y desaparece”, reza un refrán del mundo de las acciones.

“Hacia el final del año los inversores comienzan a pensar en el nuevo año, a menudo con expectativas demasiado optimistas. Esto da lugar a rendimientos atractivos para las acciones, dice el experto financiero independiente Ronald Doeswijk.

Pero vender en mayo no es lo que la gente realmente hace.

Un estudio realizado por investigadores estadounidenses y canadienses encontró que los inversores son más optimistas en primavera y más cautos en otoño, cuando crecen sus probabilidades de vender sus activos de riesgo para comprar activos más seguros.

Y cuando los inversores cautelosos venden sus activos más riesgosos, el precio baja, lo que significa que las inversiones de calidad pueden ser recogidas por un precio bajo por aquellos que deseen arriesgarse.

Debido a que estas inversiones de calidad se compraron a precio de ganga, los rendimientos son desproporcionadamente altos cuando el mercado finalmente se recupera al final del invierno, lo que impulsa los rendimientos generales.

Nada de esto debe leerse como un consejo de inversión, por supuesto.

Noviembre: el mejor mes para solicitar un pasaporte

Los tiempos de espera para un nuevo pasaporte o una renovación generalmente aumentan cuando la demanda sube, por lo que el mejor momento para solicitar un pasaporte es cuando menos personas lo solicitan.

Pasaporte.El secreto para solicitar un pasaporte es esperar a los meses en que las personas casi no lo solicitan, pues no planean salir de sus países.

Los datos de Estados Unidos y Reino Unido muestran que esto sucede de agosto a diciembre -particularmente en noviembre y diciembre- cuando menos personas están pensando en salir de sus países.

Las solicitudes se disparan con la prisa veraniega, a medida que las personas se apresuran a renovar sus pasaportes para pasar sus vacaciones en el extranjero.

Diciembre: el mejor mes para comprar un coche

En Estados Unidos, mayo y marzo solían ser los meses pico para las ventas de vehículos.

Pero desde 2009 diciembre ha tomado este lugar, con ventas un 13% por encima del promedio mensual.

Auto.Las rebajas de fin de año te ayudarán a encontrar mejores ofertas de autos en diciembre.

Esta preferencia por la compra de vehículos al final del año ha aumentado con el tiempo a medida que los compradores se suman a los descuentos de fin de año.

Los concesionarios de automóviles de Estados Unidos suelen celebrar ventas anuales y están más motivados para ofrecer buenas ofertas ya que el año termina y necesitan recibir nueva mercancía.

Los vehículos vendidos en diciembre son los más rebajados, según el sitio web estadounidense de automóviles Edmunds.

Los precios de venta en estos casos promedian un 6,1% por debajo del precio minorista sugerido por los fabricantes.