Costo y limitación horas transporte afectan a pasajeros

Costo y limitación horas transporte afectan a pasajeros

En intersecciones concurridas los pasajeros hacen turnos porque los carros no pueden llenarse como antes. JOSE DE LEON.

SANTO DOMINGO.-“Si usted salió para la calle creyendo que no va pasar trabajo con el transporte, se jodió, hay que irse positivo de todas maneras”.

Esa es la actitud que ha asumido Roberto Medina, técnico en refrigeración residente en el sector Los Arquéanos de Villa Mella ¨, quien diario tiene que levantarse a las 5:00 a.m. para salir en un motor al que le paga RD$50 hasta la parada Mama Tingó del Metro de Santo Domingo. Allí paga un ticket de RD$20 pesos para llegar al sector San Carlos.

Paulino Germán Martínez, vigilante, oriundo Haina.

Ese es su primer desembolso, dependiendo donde esté el cliente y dice gastar hasta RD$250 diarios para movilizarse.

Medina es uno de los cientos de usuarios que gastan desde RD$120 a 250 para trasladarse a sus trabajos, y que perciben sueldos de RD$15 hasta 20 mil.

Una buena parte califica de “infernal y crítica” la situación, especialmente con la limitación del horario por el toque de queda, puesto que en muchas ocasiones los obliga a hacer largas filas para tomar el metro, y los pone en riesgo de contagiarse de la Covid-19 porque muchas veces no se guarda el distanciamiento social.

Otros se ven obligados a caminar kilómetros por quedarse a pie. Antes pagaban RD$ 30 en los conchos, hoy 50 porque solo cogen tres pasajeros en la parte trasera y uno delante.

Quejas
“Vivo en Villa Aura, en el municipio Oeste y tomo un motor que me quita 100 hasta la Plaza de la Bandera, y luego tomo una voladora de treinta para llegar a mi oficina en la Luperón”, comentó Jennifer Lorena Corniel Blanco, secretaria.

A final de mes afirma pierde la cuenta de lo que se le va en transporte porque cuando se le complica la situación se ve impulsada a tomar taxi.

Al igual que esos usuarios, Paulino Germán Martínez, un vigilante residente en Haina, gasta RD$160.00 ida y vuelta diario para venir a la ciudad. Julio Domínguez, quien vive en populoso Maquiteria, es otro de los que esta al grito con la situación.

Jennifer Lorena Corniel Blanco, secretaria.

“Estoy pasando el Niágara en bicicleta, tengo que levantarme a las cinco para subir a Las América para llegar a mi trabajo a las 7:00 a.m, toma una voladora hasta la Bandera y otra para bajar y de regreso, porque hay problemas.

Luego toma un carro a la Rómulo Betancourt hasta el Parque Independencia y de ahí otro para retornar”, explicó Dominguez tras asegurar que solo para retornar gasta RD$110.

Malabares
Ante las dificultades por el toque de queda, otras personas como Minerva Rosario dice que de Los Tres Brazos a Arroyo Hondo tiene por igual que tomar un motor al que le paga 50 pesos para subir al puente de “La 17”, y de ahí hasta la Lope otros RD$50 en un concho.

Asegura que sí se pasa de hora, en ocasiones toma otro motor. Por lo regular duplica ese gasto diario, y trabaja en una casa de familia y en ocasiones un miembro de la casa tiene que llevarla ante las dificultades.

Al malestar se suman dificultades como las filas en intersecciones como la Winston Churchill con John F. Kennedy o el servicio del Metro de Santo Domingo, donde la aglomeración de personas es una amenaza para la salud.

En ambos casos no faltan discusiones o empujones por el afán de cada quien llegar a sus destinos.

Negocios

— Salones pierden
Algunas propietarias de salones de belleza aseguran estar perdiendo dinero porque con el malestar del transporte las dependientes llegan tarde y se les van clientes. Las usuarias de ese servicio van temprano ante el recorte de hora.



Yanet Féliz

Yanet Féliz

Noticias Relacionadas