Jueves, 22 de agosto, 2019 | 8:00 pm

Consagración de Abinader



La semana pasada, el aspirante presidencial del Partido Revolucionario Moderno, Luis Abinader, se consagró como líder indiscutible de la oposición al gobierno de Danilo Medina y el Partido de la Liberación Dominicana.

Las encuestas que se vienen publicando desde hace un año, indican que a lo interno del PRM no hay forma de evitar que Abinader gane ampliamente las primarias abiertas del seis de octubre.

En la medida que avanza el tiempo, quien fuera candidato presidencial del PRM en las elecciones de 2016, sigue ganando simpatía a lo interno de su partido y ya se habla de que ganaría con 80 o un 85%, como lo refleja el último estudio de la encuestadora peruana ABC.

Siendo así, Abinader pasaría a ser el líder absoluto del PRM, su candidato presidencial otra vez y, por consiguiente, líder indiscutible de la oposición, único capaz de desplazar del poder al PLD.

Al margen de los resultados de todas las encuestas que confirman el liderazgo de Abinader, lo ocurrido el pasado viernes 12 frente al Congreso Nacional, donde el joven político convocó a una protesta contra la reforma constitucional, lo catapultó como ese gran líder capaz de aglutinar a sectores más allá del propio PRM.

A su llamado, no solo acudieron quienes le siguen en el PRM, sino también otros partidos políticos opositores y organizaciones de la sociedad civil, dando testimonio de que con Abinader están dispuestos a trabajar por el cambio.

Esto quiere decir que el líder del PRM no solo está en capacidad de unificar a su partido después de las primarias, sino que también lo haría con la oposición política y social, que da muestra de su hartazgo con el PLD.

A Luis solo le faltaba demostrar a la población que él estaba dispuesto a jugársela en defensa del sistema democrático del país, puesto en peligro por la cúpula peledeísta, cuyos dos principales líderes se debaten en una pugna por mantenerse en el poder, uno, y regresar, el otro, como si fuera una herencia dejada a ellos.

La demostración dada por Luis el pasado viernes, día de su cumpleaños 52, le mostró al país que sí hay oposición y que la encarna él y todo el liderazgo del PRM.

Que en tal circunstancia a él le corresponderá la tarea de enfrentarse al candidato que presente el PLD, sea Leonel Fernández, quien quiere volver por un cuarto periodo, o Medina por un tercero, pero que constitucionalmente está impedido.

Todo parece indicar, y así lo presenta la encuesta ABC, que a cualesquiera de los dos, Luis le ganaría. A Leonel Fernández 58.6 a 35.9. A Danilo Medina 51.3 a 42.9. Con estos números, que no hay posibilidad de que varíen contra Abinader, el líder opositor transita por el carril de adentro de cara a las elecciones de 2020.

Publicidad