Conociendo mis derechos

0
120
Lady Reyes
Lady Reyes, directora de Encuentros Interactivos.

A finales de septiembre inicié, junto a a un grupo de colegas, el Diplomado en Seguro Familiar de Salud por invitación de Primera ARS de Humano y preparado por el Departamento de Educación Continua de Unibe.

Durante diez semanas tuvimos la oportunidad, guiados por un cuerpo docente sin desperdicio, de conocer mucho más del sistema de salud dominicano de lo que, en la práctica, hemos visto y vivido en sus casi 20 años de creado.

Es sorprendente como vamos por el mundo sin conocer a fondo nuestros derechos, en especial en un área donde somos tan vulnerables como la salud, y permitimos, por desconocimiento, que nos maltraten, engañen y, por ende, que nos estafen hasta el punto que llegamos a pensar “que no tenemos forma de cambiar las cosas”.

Aprendí en las últimas semanas que tenemos buenas leyes de salud. Sin embargo, la conclusión fue clara y contundente: se apuesta a la ignorancia de la mayoría para no respetarlas y aplicarlas.

Y si no reclamas, validas estas acciones y atropellos. Las exposiciones y debates de cada sábado dejaron al desnudo las fortalezas y carencias de un sistema que, a la postre, fue creado por y para el paciente, pero que, en su aplicación, sigue teniendo su bienestar integral como una materia pendiente. Tal vez por su relativa juventud y ausencia de voluntad política, los que deben ser los grandes beneficiarios no reciben sus grandes beneficios.

Falta mucho camino por andar y, aunque, la mayoría de los cambios que se requieren deben ser impulsados desde dos grandes puntos de poder -Gobierno y empresarios-, como ciudadanos debemos empujar y no desmayar. Hacer parte de nosotros la cultura del reclamo.

Pareciera una utopía estas recomendaciones, sin embargo, como ya dije en un principio, nuestra ley es una de las más completas, pero requiere implementación y más respeto.

Para que empecemos a cambiar el rumbo y nos encaminemos a mejores servicios y coberturas, debemos prestar atención al componente educación, para que estas y las futuras generaciones exijan su cumplimiento.

Y desde los medios de comunicación ser más críticos. Investigar y luchar contra la desinformación y las noticias falsas. Ocúpate de conocer tus derechos.

-- publicidad --