¿Con cuáles pobres doña Margot?

364
Jesús Díaz
Jesús Díaz

La señora vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, y exprimera dama del país, ha dicho ante la opinión pública que “quien se meta con una persona pobre se estaría metiendo directamente con ella”. Esto ante la situación que se presentó en una plaza comercial en el Distrito Nacional donde cientos de personas acudieron a solicitar ser incluidos en el subsidio transitorio “Quédate en Casa”. Donde supuestamente estas personas fueron llamadas para acudir a ese lugar por “desaprensivos”.

Tan enérgica la señora Cedeño de Fernández, habla de la defensa de los pobres, pero olvida que en el gobierno de su esposo, el presidente Leonel Fernández Reyna, este perjudicó miles de pobres de la provincia Sánchez Ramírez y por ende el país.

Cuando su esposo Leonel Fernández aupó un contrato donde se concedían los beneficios de la explotación de una mina dominicana a una empresa que, por cada US$100.00 de beneficios obtenidos, solo quedarán US$3.00 a la República Dominicana ahí no salió doña Margot a defender los pobres que dice. Cuando su esposo le permitió a la Barrick Gold quedar exenta al pago de impuestos, no salió doña Margot en defensa de los pobre que dice. Cuando se le concedió a esta minera operar sin ninguna supervisión por parte del Estado dominicano en perjuicio de todos, no salió en vuestra defensa doña Margot.
Contrato que el presidente Danilo Medina, gobierno del cual ella es la vicepresidenta, lo catalogó de inaceptable.

¿Dónde estaba su defensa a los pobres cuando Leonel Fernández, su esposo, le negó el 4% del PIB a la educación de la República y se colocó de espaldas al sector educativo y negó la demanda apoyada por cientos de sectores?.

Por qué no defendió los pobres cuando el escándalo de corrupción del Plan Eventual Mínimo de Empleo (PEME), por el cual varios funcionarios peledeístas fueron acusados de malversar más de RD$1,000 millones. Pero el gobierno de su esposo se desinteresó del expediente, y los pocos condenados fueron indultados en perjuicio del dinero de los pobres que usted dice defender.

Cuando Víctor Díaz Rúa fue sometido a la justicia acusado de actos de corrupción y lavado de activos durante ejercicio de sus funciones como ministro de Obras Públicas y sin embargo, la Cuarta Sala Penal del Distrito Nacional ordenó el archivo definitivo de las querellas penales en su contra, doña Margot no salió en defensa de los pobres y los recursos públicos.

Ante el caso del senador Félix Bautista, de quien se desconoce el valor de su fortuna, fue acusado de «desaparecer» 6,500 millones de pesos del caso Sund Land, 130 millones de dólares contratados de manera irregular para la construcción de una serie de obras en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) -caso que no tuvo consecuencias-, doña Margot no defendió los recursos de los pobres y la Universidad Estatal.

Entre diciembre de 2016 y enero de 2017 la empresa constructora Norberto Odebrecht admitió en Brasil que sobornó a varios funcionarios y gobernantes dominicanos para obtener jugosos contratos, por miles de millones de dólares.

En el país, según lo admitido por la empresa, pagó 92 millones de dólares solo en soborno para la concesión de obras. El Ministerio Público afirmó en su acusación que fueron 137 millones los utilizados por Odebrecht para pagar sobornos, allí la señora Margarita Cedeño no salió en defensa de los pobres que dice defender, dice la voz popular que «para comer pescado y hablar mentiras hay que tener mucho cuidado». Prediquemos con el ejemplo.

El discurso populista de defensa a los pobres ya no cala en sus psiquis, y la categoría de la realidad en virtud de las condiciones de los más pobres cambiaron el panorama de los que usted dice defender.

-- publicidad --