Compra parcela 24-A en Parque del Este con historial bajo investigación

Terrenos. Exdirector de Parques asegura Globalia adquirió dichos terrenos con una certificación que había sido anulada. Investigación. Comisión indaga permiso se reunió ayer en el Palacio.

195

SANTO DOMINGO.-Desde mediados de la década de los 90, los terrenos de la parcela 24 del Distrito Catastral 10/2 del Municipio de Higüey, se mantiene como la manzana de la discordia dentro de la zona protegida perteneciente al Parque Nacional Cotubanamá.

A pesar de que dichos terrenos fueron declarados de utilidad pública mediante decreto en 1975, en 1994 fueron divididos en la parcela 24-A y 24-B por la familia Hubiera, propietarios en ese entonces, quienes cedieron la primera parte a la empresa Corsario C por A, explicó el exdirector Nacional de Parques, Omar Ramírez.

Indicó que, tras la compra, representantes legales de la empresa solicitaron al menos tres certificaciones. En una primera misiva la Comisión Técnica Forestal, a través de un Estudio del Departamento de Inventario de Recursos Naturales, indicó que la parcela 24-A, estaba a unos 300 metros de los linderos del Parque Nacional.

En junio de 1997, la empresa Corsario transfirió la parcela 24-A a favor Globalia. En octubre de ese año la Dirección Nacional de Parques emitió la certificación número 02725, la cual, Ramírez advierte no fue dirigida a dicha empresa, sino bajo el modelo “A quien pueda Interesar”.

Al ser entrevistado en el programa radial Cuentas Claras, que se transmite por la Nota 95.7, el exdirector de Parques agregó que inició las pesquisas para investigar la veracidad de dicho documento, el cual asegura posee varias incoherencias a pesar de que su dirección emitió en agosto de 1999, una observación de que dicha certificación se emitió de forma errónea tras un levantamiento técnico.

“En la primera certificación dice, a quien pueda interesar, nunca se hace una certificación legal a quien pueda interesar porque eso es abierto, es impersonal y no es institucional. Esa es la lógica de la administración pública”, manifestó.

Ramírez agregó que dicha certificación posee incoherencias en su segundo párrafo, donde dice “ se hace a solicitud de la parte interesada”.

Un año después, la empresa solicitó a la Dirección Nacional de Parques sacar de su propiedad la oficina del Parque Nacional del Este, manifestando la disposición de construirla fuera de su propiedad y anexando la certificación 02725 del 01 de octubre de1997.

En mayo de ese año, dicha dirección rectificó a través de una notificación la parcela formaba parte del Parque Nacional del Este, y que en consecuencia debía acudir a la Dirección General de Bienes Nacionales a procurar la compensación económica aplicable.

En septiembre del 2000 se excluye mediante el Decreto 850-00 a la parcela en cuestión de las declaratorias de utilidad pública contenidas en los decretos 722 de fecha 4 de abril de 1975 y 1311 de septiembre del mismo año.

Dos meses después, Globalia compró la parcela 24-A a la empresa Corsario, C. por A. por un monto de 3.69 millones de dólares.

Cuatro años más tarde fue promulgada la Ley Sectorial de Áreas Protegidas, oficializando la separación del Área de Recreo Guaraguao-Punta Catuano del entonces Parque Nacional del Este.

En esa ocasión la Comisión Permanente de Recursos Naturales y Asuntos Ecológicos del Senado recomendó la asignación de nuevos límites al Parque Nacional del Este, llevando de 430 a 510 kilómetros cuadrados su superficie, sacando la parcela 24-A del área protegida y asignando nuevos linderos en la zona marítima.

Comisión

— Reunión
La comisión designada por el Presidente para investigar la entrega del permiso medioambiental para la construcción del proyecto en la zona protegida se reunió ayer para trazar el plan de trabajo.

-- publicidad --