Colapso bancario y el sistema bancario

Colapso bancario y el sistema bancario

Daris Javier Cuevas

El temor por la potencial profundización de la crisis económica está latente en EE. UU luego del colapso y cierre de las puertas al público de la emblemática entidad Silicon Valley Bank, situación que se produjo a raíz del retiro masivo, vía digital, de grandes sumas de dinero por parte de los depositantes. Con cuatro décadas operando en el mercado bancario de EE: UU, Silicon Valley Bank se había convertido en el soporte crediticio de las empresas tecnológicas de la costa Oeste de USA y de los emprendedores de esa zona, por lo que esta quiebra ha impactado en un sector emergente y dinámico de la economía norteamericana.

El contexto en que se produjo el colapso del Silicon Valley Bank se explica en el hecho de que se originó una fuerte caída en el valor de las acciones de las empresas tecnológicas, combinada con la política monetaria agresiva del Banco Central, o Reserva Federal, de EE. UU, que se tradujo en elevados incrementos en la tasa de política para contrarrestar el flagelo inflacionario que afecta a la economia. Pero resulta que esta entidad bancaria se acostumbró, en los últimos dos años, a realizar compras masivas de títulos de renta fija, o bonos, con los depósitos de los ahorrantes y que en términos de mercados parecía una inversión de bajo riesgos.

Esa ingeniería financiera no contempló que al producirse alzas en las tasas de interés, esto genera una caída en los precios de los bonos y eso fue lo que ocurrió con la pérdida del valor de las inversiones de Silicon Valley Bank. Por igual, los genios financieros tampoco ponderaron que la actual situación económica provoca que muchos de los clientes de ese banco, ante cualquier carencia de liquidez, podrían hacer retiros masivos de sus depósitos para honrar y enfrentar los compromisos financieros derivados de su dinámica corporativa.

Es en tal contexto que a los clientes del Silicon Valley Bank no le quedó otra alternativa que retirar sus depósitos y una entidad bancaria que no tenía la capacidad liquida para responder a esa corrida de depósitos, realidad que obligó al banco a desprenderse de los bonos a precio por debajo de su valor en el mercado, provocando perdidas no prevista por sus ejecutivos y asesores. En adicion, el regulador fue sorprendido al recibir la mala noticia de que el Silicon Valley Bank anunciaba sus esfuerzos de recaudar la temible suma de US$2 mil 250 millones para amparar esas pérdidas, generándose así la mayor caída bancaria en EE. UU desde la gran crisis financiera del 2008 y un pánico que estremeció el mercado financiero al desplomarse el precio de las acciones del banco por encima de un 60%.

La primera reacción de los reguladores de USA fue intervenir y tomar el control de la entidad bancaria por el FDIC, o Corporación Federal de Seguros de Depósitos, con el objetivo de garantizar la recuperación de los depósitos de los clientes, logrando proteger el respetable monto de US$175 mil millones. También, con esa accion se recuperaba el mayor activo que justifica el funcionamiento de una entidad bancaria, la confianza, mitigar los riesgos y evitar un efecto contagio para preservar la fortaleza del sistema bancario norteamericano y del mundo.

Ante el desplome del gigante bancario, Silicon Valley Bank, también el Banco Central, Reservas Federal, ha jugado un rol fundamental al decidir conjuntamente que todos los depósitos no estarían bajo riesgos, incluyendo los que superan los 250 mil dólares que establece la legislación bancaria de EE. UU. Esas medidas fueron beneficiosas para el Signature Bank y al First Republic Bank que también se han derrumbado creando una gran incertidumbre por el temor de provocar una crisis financiera global.

La frecuencia de quiebra bancaria pone en evidencia que los problemas bancarios pueden provocar efectos más severos en la economía que aquellos que se originan en empresas no financieras. Y es que la problemática bancaria también influye sobre la política monetaria, debido a que distorsiona los vínculos normales que existen entre los instrumentos monetarios y las variables objetivo.
Las malas prácticas bancarias, como es el caso de Silicon Valley Bank, son las principales razones que provocan la quiebra de un banco, por lo que es preferible prevenir y, si es necesario, moverse rápido hacia resolución bancaria. Pues para ello es necesario optimizar la regulación prudencial y las prácticas de supervisión, al tiempo de contar con adecuadas bases institucionales para resolución bancaria.



Daris Javier Cuevas

Economista-Abogado Máster y Doctorado en economía Catedrático de la UASD

Noticias Relacionadas