Clint Eastwood, la leyenda del cine

Fuerte. El vaquero del spaguetti western, director de 38 películas, sigue al pie del cañón. Debutó. Con 24 años en una serie TV en 1955.

256

LOS ÁNGELES, CALIFORNIA.-Clint Eastwood goza de una salud envidiable y un cuerpo atlético que le ha permitido llegar este 31 de mayo a los 90 años al pie del cañón.

Una buena herencia regalo de su madre Ruth, fallecida a los 97 años y la “mujer más importante” en la vida de esta leyenda del cine para el que no existe la palabra jubilación en su vocabulario ni el de fidelidad amorosa como padre de ocho hijos de seis mujeres distintas.

Este fanático del jazz que estrenó a principios de enero Richard Jewell, su película número 38 como director, desempeñó todo tipo de oficios en su juventud: dependiente de una gasolinera, conserje, leñador y monitor de natación hasta que se apuntó a un curso de interpretación a los 22 años con el objetivo de ligar y descubrió que podía tener un futuro en el mundo del entretenimiento.

Desde entonces, la meta del joven y tímido Cint, de 1,93 metros de altura, fue abrirse camino como actor, pero su ambición le llevó también a labrarse una carrera importante como director, productor, músico y hasta alcalde entre 1986 y 1988 de la localidad californiana Carmel by the Sea representando al partido republicano.

Apoyó a Trump al inicio de su mandato, pero hace poco sorprendió cambiando de bando para apostar por el demócrata Mike Bloomberg de cara a las presidenciales de este año.

La vida personal y las posiciones sociopolíticas de Clint son tan variadas como su filmografía: Es seguidor del Partido Republicano y apoyó expresamente a Donald Trump en las elecciones de 2016. Sin embargo, está a favor del derecho al aborto y el matrimonio homosexual.

— Buena historia
Pudo desarrollar una larga carrera personal en la que ha tocado todos los genéros, desde el bélico en Cartas desde Iwo Jima y Banderas de Nuestros Padres, al romántico en Los Puentes de Madison

-- publicidad --