Ciudad Colonial y alumbrado urbano: ¡Al fin! - El Día

Ciudad Colonial y alumbrado urbano: ¡Al fin!

Ciudad Colonial y alumbrado urbano: ¡Al fin!

“El papel del ciudadano en nuestra democracia no acaba con el voto”, Barack Obama.

 

Desde el 14 de diciembre una parte de la hermosa y serpenteada calle Salomé Ureña, estaba sin luz.

Edeeste al cambiar un palo de luz, no solo dejó parte de la calle sin luz, sino que rompió con virulencia los adoquines, que ahora los ciudadanos con dolientes excepcionales del propio Ayuntamiento, están tratando de arreglar, para antes del fin de año nefasto, que casi termina…

La luz de la calle Salomé Ureña ha llegado porque una coalición ciudadana allí ha nacido:

COALICIÓN CIUDADANA SALOME UREÑA

No hacen ruidos, solo buscan soluciones…

Y esta Coalición de Ciudadanos y Ciudadanas, dará mucho de qué hablar, pero en positivo… ¡Lo juro!

La primera solución fue la luz de la calle, que estuvo apagada desde el 14 de diciembre hasta el día de ayer en la noche, 28 de diciembre: Herodes andaba desnudo y con la espada en la Salome Ureña, buscando bombillos inocentes, como si fueran el Mesías. Por suerte llegó la luz, no pudo matar bombillo alguno: no habían nacido en Belén…

Que quede claro: la solución al problema fue un esfuerzo conjunto de ciudadanos y funcionarios responsables del Ayuntamiento y Edeeste. Lamento mucho no poder escribir sus nombres, porque merecen aparecer en este artículo, pero yo respeto el derecho del anonimato que la gente tiene, pero esa alianza Ciudadanos-funcionarios de excepción, pudo más que la desidia y la mala educación que impera en el Palacio Consistorial, donde al parecer nada se puede comunicar cuando el deber llama a soluciones, no a palabrerías pendejas y huecas.

Lo que sí es una vergüenza grave, es que en ese lugar no haya un espacio para comunicar quejas ciudadanas cuando algo se daña, nadie se hace responsable de nada y, además: creen perdonarte la vida cuando entras allí… Y alguito más: supervisores para saber cuándo hay que arreglar luces, debiese haber, lo que el ciudadano interesado hace, es simplemente ayudar, no puede más y es obvio…

Nadie votó por esa administración del ayuntamiento, para esa vaina, así de claro en lenguaje bien popular para se capte: se votó por un plan para resolver problemas, el que no quiera quejas que no se postule, simple…

Barack Obama lo dice claro, más arriba: nuestro deber e inquietud no debe acabar con el depósito del voto, tenemos otros deberes: que las cosas de disfrute colectivo, se hagan bien.

La solución del tema alumbrado Ciudad Colonial, plantea otros problemas interesantes: el drama de la no comunicación efectiva entre Edeeste y los responsables de Alumbrados del Ayuntamiento.

Me explico: es elemental que haya intercambio formal entre técnicos del ayuntamiento y Edeeste.

El caso de la Calle Salomé Ureña, ha resultado ejemplar para ilustrar   ese desencuentro técnico que a la postre afecta a los ciudadanos y ciudadanas. Se resolvió el tema de modo positivo, porque hubo buena voluntad entre gentes que se conocen por teléfonos desde sus funciones: Edeeste & Ayuntamiento.

No es posible que la Ciudad Colonial tenga una plataforma técnica de diseño eléctrico, que Edeste no pueda manejar, no lo entiendo…

¿Cómo funcionaría mejor? : Si los técnicos de Edeeste y los de Alumbrados del Ayuntamiento compartieran una información formal de cómo   funciona el sistema de Alumbrado de la Ciudad Colonial, porque todo parece indicar que el de la Ciudad Colonial es autónomo de Edeeste.

Mientras la burocracia resuelve: los ciudadanos y ciudadanas residentes, solo les queda joderse.

Deben buscarle solución a eso, por el bien de la Comunidad y el tema de la seguridad ciudadana, a propósito de un sujeto de la mochila, nada amigable, que ronda en las noches y te puede rajar como en los mataderos con una navaja, se ha visto su silueta por cámaras. La navaja es para todo: abrir fundas de basura y toda barriga ociosa que viole el toque de queda: cuando dice » al gusto es mío » y tiene la navaja en las manos, no miente…

Por esas razones, una ciudad iluminada, no como sucedió en el predio de José Gabriel García hace días o en la Arzobispo Portes, es ideal para combatir delincuentes que vigilan basuras y hogares, es bueno que se sepa.

Escribo estas ideas, porque soy pro positivo, tengo la libertad de hacerlo, además ejerzo un derecho ciudadano, si algún buen funcionario del ayuntamiento lo siente como amenaza, lo lamento: nunca se construyó ninguna democracia participativa municipal, con mordazas o silencios cómplices, lección que se debe aprender, y recordar también, que la campaña electoral ya terminó y que el culto a la personalidad siempre es inútil y lambón… No sirve de nada…

La Coalición Salomé Ureña seguirá vigilante, el apagón urbano local de algo ha servido: contactar funcionarios que sí hacen su trabajo, los hay, no son los más, pero los hay: ese es el camino expedito para las soluciones. (CFE)…

NOTA: En este momento la Coalición Salomé Ureña estudia la ley 176-07 titulada: Del Distrito Nacional y los Municipios. A propósito de los juegos mafiosos sobre las Juntas de Vecinos y las » elecciones » que las erige, en su momento se explicará por qué.

Nadie sabe en la Ciudad Colonial, de dónde salen los «consensos» para decir que todo el mundo está de acuerdo con algo, al margen de que, en la Ciudad Colonial, Cabildos ciudadanos abiertos no se anuncian o no se hacen… Recordad: Más Democracia Urbana. Más Ciudadanos felices.



Avatar

Carlos Francisco Elías

Noticias Relacionadas