Chile gira a la derecha con asunción de Sebastián Piñera

Chile gira a la derecha con asunción de Sebastián Piñera

Michelle Bachelet se despide y entrega el poder al presidente Sebastián Piñera en Chile. AP

VALPARAISO, CHILE.-La investidura de Sebastián Piñera como presidente de Chile, ayer en Valparaíso supone el fin de un ciclo marcado por la alternancia en el poder entre el conservador y la socialista Michelle Bachelet, los dos principales referentes políticos del último tiempo.

La escena que se vivió ayer en el salón de honor del Congreso chileno no es inédita. Bachelet se quitó la banda presidencial para que se la pusiera Piñera, como sucedió el 11 de marzo de 2010. Y fue la ceremonia a la inversa de lo que ocurrió hace cuatro años, cuando el mandatario conservador finalizó su primer gobierno y cedió el mando a la socialista Bachelet, que había logrado la reelección.

La primera decisión

En su primer acto como presidente de Chile, Piñera urgió ayer un acuerdo nacional por la infancia y la creación del ministerio de la Familia para mejorar la situación de los menores vulnerables acogidos en centros del Estado.

A diferencia de su primer mandato, en el que tuvo que asumir la reconstrucción del potente terremoto de 8,8 que sacudió el 27 de febrero de 2010 el centro-sur del país, Piñera quiso dar un mensaje simbólico y eligió el hogar Fundación Padre Semería, del barrio pobre La Pintana, para dar inicio a una presidencia con fuerte cariz social.

Buena parte de los niños y adolescentes que viven en los centros del Servicio Nacional de Menores (Sename) han sufrido la “desintegración de sus familias” o han sido víctimas de “abusos y maltratos”, recordó el presidente al término del almuerzo ofrecido a mandatarios que asistieron a su investidura.

En total, 1.313 menores perdieron la vida en estos centros que «el Estado de Chile creó para cuidarlos y protegerlos”, recordó el presidente.



Avatar

Agencias

Noticias Relacionadas