Cáncer de seno y su impacto psicológico en paciente y familia

Cáncer de seno y su impacto psicológico en paciente y familia

Cáncer de seno  y su impacto psicológico en paciente y familia

El impacto psicológico que genera en el paciente y la familia es importante tratarlo con un especialista del área.

SANTO DOMINGO.-Las enfermedades oncológicas en general, tienen una connotación e impacto psicológico y social que afecta profundamente la vida del paciente y la de su entorno. Los avances médicos y los diversos tipos de tratamientos han ido proporcionando mayor información sobre el abordaje adecuado del paciente, no solamente a nivel orgánico, sino a nivel psicológico.

Sobre el tema, la psicóloga clínica Rosa Hernández explica que “el impacto psicológico que genera en el paciente y la familia es importante tratarlo, ya que la ola de emociones desestabiliza completamente a todos y esto provoca cambios en el estado de ánimo y puede generar depresión, estrés crónico, ansiedad, miedo aterrador por la incertidumbre hacia el futuro y abandono de querer seguir luchando por la vida”.

La profesional del Centro Vida y Familia afirma que el acompañamiento de un profesional de la salud mental en cada etapa del proceso es clave y crucial para mantener el bienestar emocional del paciente y del entorno.

El aumento de la tasa de curación y supervivencia de los pacientes oncológicos, incluyendo el cáncer de mama, ha marcado una esperanza de vida frente al diagnóstico. No obstante –detalla la psicóloga- a nivel social, todavía hablar de cáncer es sinónimo de algo catastrófico, que alimenta la carga de negatividad asociada a una enfermedad que, de por sí, es un tanto complicada por lo que implica a nivel de los recursos de la familia.

Rosa Hernández ejemplifica que en cada una de las fases podrían tratarse síntomas, como la angustia, negación, confusión, enojo y cuestionamiento sobre ¿por qué a mí? Que surgen muchas veces al momento de recibir el diagnóstico; durante el tratamiento pueden surgir inseguridades sobre si funcionarán los medicamentos, ansiedad, descuido de algunas áreas vitales como alimentación, actividades, desesperanza y desorganización, desregulación emocional y no adaptación a los efectos secundarios.

Mientras que al final del tratamiento se puede sentir miedo e incertidumbre sobre si es real la curación y angustia sobre adaptarse a vivir con un proceso de recuperación. Por otro lado, también se experimenta la necesidad de realizar cosas por esta nueva oportunidad de vida, la cual es muy positivo, pero trae consigo cierta ansiedad por querer vivirlas y realizarlas.

Psicología en esta etapa
La profesional expresa que el abordaje psicológico va dirigido en cada una de las etapas mencionadas, con un psicólogo clínico con especialidad en psicooncología, que puede ayudar a promover hábitos saludables, como una alimentación adecuada y actividad física, desarrollar estrategias de afrontamiento al estrés y ansiedad, habilidades sociales e inteligencia emocional.

En la fase del diagnóstico, sirve de intermediario para la comunicación entre el médico, el paciente y la familia, de manera tal que se pueda reducir el impacto emocional de la noticia, para ayudar en la toma de decisiones y en la reorganización del sistema familiar. Durante el tratamiento ayuda a gestionar y a asistir a que el paciente se adapte a los cambios que va a ir experimentando a nivel biopsicosocial; intervenir en el duelo y aceptación de las pérdidas, así como, vivir con alguna condición derivado del proceso. En la fase de supervivencia, acompaña al establecimiento de nuevas metas, objetivos vitales y retomar actividades que le permitan reincorporarse a la normalidad sin la enfermedad.

Recomendaciones
-Vivir las emociones que experimenta y no invalide lo que siente. Estamos acostumbrados a que se debe ser positivo todo el tiempo y realmente las frases que se alimentan de exagerado positivismo generan una falsa creencia de control.

-Establecer un compromiso terapéutico, basado en una relación de confianza con todo el equipo de profesionales de la salud.
-Tener espacio de comunicación abierta dentro de la familia, esto va a permitir trabajar conductas, cogniciones y creencias para mejorar la relación familiar.
-Aprenda a aceptar la ayuda de la red de apoyo. En esos momentos invaden una mezcla de sentimientos de no querer ser carga, no obstante, la familia y amigos también está pasando por esa misma montaña rusa de emociones.

 

Calidad de vida

—1— Derribar mitos
La galena aconseja derribar los mitos que existen sobre el cáncer, hoy día la ciencia ha avanzado mucho y se tiene mayor esperanza de vida.
—2— Alimenta la fe
Invita a alimentar la espiritualidad. La fe y las creencias ayudan a entender por el proceso que se está pasando.



Erika Rodríguez

Noticias Relacionadas