Cabildos están en “encrucijada” por reducción de personal

La paralización de empleados de más de 60 años y el recorte del horario por toque de queda por Covid-19 limita la recogida de basura

96

Justo  cuando el COVID 19 atenta sin discriminación la salud de la gente y se requiere de más higiene, los ayuntamientos del Gran Santo Domingo y San Cristóbal están en una “encrucijada” ante la limitación de personal para retirar de forma regular los desechos de sus demarcaciones.

Algunos han atribuido la proliferación de basura al recorte inicial del horario de sus trabajadores debido al toque de queda, establecido entre las 8:00 de la noche  y la 6:00 de la mañana, para que la población no salga hasta tanto bajen los riesgos del virus.

De acuerdo con Biviana Riveiro, secretaria general del Ayuntamiento del Distrito Nacional, la ocasión representa un desafío no solo para la población, sino para todo el personal del ADN. Dijo que por tratarse de un servicio básico han adoptado medidas para que no se sienta un  impacto negativo.

“Eso implico hacer un reajuste de las brigadas para que tanto el barrido como la recolección se mantengan bajo los parámetros  de servicios que requerimos”, comentó Riveiro.

Dijo que han estado en contacto con el vertedero de Duquesa para mejorar el vertido, rutas y frecuencias,  además de los bomberos y la Policía Municipal, a quienes han dotado de  insumos para la prestación de servicios.

Prohibición

El ADN informó que en este período no está permitida la poda ni tirar escombros.

El ADN, al igual que el alcalde de San Cristóbal, Nelson Guillen se han enfocado en la desinfección de los entorno de los mercados y zonas más concurridas, implementando también labores de fumigación.

Guillen pide el cierre de los parques por ser lugares donde concurren muchas personas para evitar la propagación del virus; reveló que en San Cristóbal, al igual que en Santo Domingo Oeste, empleados se niegan a salir para no se infectados.

Limitantes

En situaciones de apuro están también los Ayuntamientos del Municipio Santo Domingo Este, Los Alcarrizos y Oeste, que dirigen los alcaldes Alfredo Martinez, Junior Santos y Francisco Peña, quienes tuvieron que retirar empleados con más de 60 años de edad que laboran en la recolección de basura para no poner en riesgo su salud.

Martínez dijo que han mermado en la recogida de basura debido a la baja del personal y registran un retraso con el servicio por la situación de Duequsa y el toque de queda. En tiempos normales retiran unas mil 400 toneladas de basura.

En Santo Domingo Norte es  donde se registran más quejas por parte de la gente por el cumulo de desechos en una gran parte de sus vías, aunque el alcalde  de esa demaración, René Polanco, dice que trabaja casi normal con su personal.

“Los camiones que salían a las 4:00 de la mañana ahora salen a las 7:00 a.m. y ocurre e igual cuando van a verter en Duquesa”, puntualizó Polanco.

Prioridad

En de Los Alcarrizos, Junior Santos informó que han tenido que redistribuir las brigadas y enfocarse en vías principales y áreas de más concentración de personas.

“Tuvimos que mandar a sus casas unas sesenta y pico de personas que sobrepasan casualmente los 60 años de edad, pero como la gente está recogida en las casas  ese factor nos ayuda un poco, pero tenemos problemas con el vertedero de Duquesa porque a nivel de eficiencia es limitado”, precisó Santos.

Dijo que de 14 camiones con los que cuentan y dan dos viajes por día, ahora duran dos horas para verter. Solo el 50 por ciento cumplió con la meta de dos viajes y el lunes amanecieron seis llenos.  Lamentó que en la Comisión  de Alto Nivel que maneja el COVID 19 no están incluidos los cabildos cuando deben tener presencia en las acciones implementadas.

ASDO

Francisco Peña, de ASDO, entiende que debe haber una concesión especial para que los servidores de los ayuntamientos tengan una mejor protección, con mascarillas, guantes y otras facilidades que protejan el personal del coronavirus.

Dijo, por igual, que han tenido que retirar 583 empleados mayores de 60 años y otros se niegan a trabajar porque no quieren arriesgarse ante el peligro del coronavirus, al ver los casos de personas muriendo por el virus. En Santo Domingo Oeste, se retiran entre 500 y 700 toneladas  diarias de desecho.

Opinión epidemióloga

La epidemióloga Ramona Núñez explicó a nivel de la comunidad cuando no se acumulan los desechos sólidos de manera adecuada se pueden atraer ratones a los hogares.

“Les recomendamos a las personas tener tanques tapado para depositar los desechos sólidos, pero también no dejar desperdicios de comida ni dejar platos sucios dentro del hogar”, dijo la especialista.

Para Núñez es imprescindible que las personas antes de dormir laven los platos y luego de que estén secos guardarlos.

Mientras que los restos de comida deben ser echarlos en bolsas plásticas y colocarlos en un lugar con tapa para que los ratones no puedan alimentarse de ellos. También aconseja no dejar nada que esos animales ni las cucarachas o moscas puedan tocar.

La especialista indicó que se debe poner mayor importancia en los ratones, ya que ellos son los que transmiten la leptospirosis y sus síntomas pueden confundirse con los de otras enfermedades, inclusive, con el dengue.

**Co-autora: Alejandra Bello

-- publicidad --