Martes, 23 de abril, 2019 | 8:52 pm

Burda contradicción



Las jeremiadas contra una posible repostulación –porque la reelección requiere votos— del presidente Medina lucen contradictorias si consideramos cuán malo, según sus opositores, es su gobierno.

Ganarle debería ser facilísimo. O cuando menos, no tan traumático como sacar a Balaguer en 1978, al PRD en 1986, a Balaguer de nuevo en la prolongada sustitución que duró de 1994 hasta 1996, o cada vez que cambiamos de presidente o partido.

La gritería sobre la supuesta necesidad de no modificar la Constitución la encabezan y dirigen políticos y expresidentes que más de una vez han hecho precisamente eso: aprovechar su poder y control congresual para ajustar la Constitución a sus necesidades.

Los argumentos que la oposición emplea para ningunear a Medina deberían igualmente servir para todo el PLD, pero solo atacan a Danilo porque es claramente el más difícil de vencer.

Es una locura argüir contra una candidatura de Medina si realmente creen que su gestión ha sido tan mala. ¿No sería la manera más segura de sacar al PLD del poder?

Publicidad