Domingo, 16 de junio, 2019 | 12:29 pm

Buen ciudadano, gran periodista



Las lágrimas no son suficientes para describir la tristeza que embarga al personal que cada día se esfuerza en producir este periódico por la muerte de su director fundador, el doctor Rafael Molina Morillo.

Lloramos junto con la sociedad dominicana la partida de un periodista y compañero íntegro, valiente, emprendedor, responsable, honesto y justo.

Su defensa a ultranza de la libertad de expresión le dio a Molina Morillo trascendencia continental y lo convirtió en un ícono regional.

Para explicar su férrea defensa a la libertad de expresión solía decir que ese es el derecho con el que se defienden los otros derechos, incluso el de la vida.

Fue coherente en la defensa de lo que creía, aún cuando hacerlo le costara sufrimientos y sacrificios personales.
Como empresario periodístico tuvo la valentía de fundar la revista Ahora y el periódico El Nacional, en momentos de mucha convulsión social y política, y abrirlos a los grupos que luchaban por la democracia y la justicia social.

Su espíritu innovador volvió a ponerlo de relieve cuando ya en época de democracia y paz social asumió la encomienda del empresario José Luis Corripio de ser el director fundador del periódico EL DÍA, el cual dirigió de manera activa hasta el momento de su muerte.

El país tuvo en Rafael Molina Morillo un ícono de buen ciudadano y extraordinario periodista.

El personal del periódico EL DÍA se honra en haber trabajado junto a un hombre con tandas cualidades como Rafael Molina Morillo.