Sábado, 24 de agosto, 2019 | 8:10 am

Brasil recurre a licitaciones en sector del crudo

Trata de disipar el escándalo de Petrobras

OPEP


Bloomberg News.-Brasil subastará hoy bloques para exploración petrolífera por primera vez desde que un colosal escándalo de corrupción debilitó al sector petrolero del país y obligó a la empresa estatal Petroleo Brasileiro SA a reducir inversiones.

Se subastarán más de 260 áreas terrestres y marítimas, incluidos bloques en aguas profundas de la cuenca Sergipe-Alagoas frente a la costa noreste del país, donde Petrobras ha hecho una serie de hallazgos en los últimos años.

Brasil, que depende de Petrobras para más del 90 por ciento de su producción petrolífera, intenta atraer a operadores extranjeros más grandes para fortalecer la competencia y potenciar sus vacilantes sectores naval y de servicios petrolíferos.

Brasil enfrentará muchos de los mismos vientos en contra que dificultaron dos subastas petroleras este año en México.

Los precios del petróleo cayeron casi un 50 por ciento en el último año y empresas que van desde ConocoPhillips hasta Royal Dutch Shell Plc están reduciendo inversiones.

Además, las acusaciones de que ejecutivos de Petrobras y de constructoras entraron en connivencia para manipular contratos redujeron el entusiasmo de los inversores extranjeros por la economía más grande de América Latina.

“Si se considera solamente el aspecto geológico de los bloques, el potencial sería muy prometedor”, dijo Pedro Zalan, geólogo en la firma consultora en energía ZAG de Río de Janeiro.

Si bien a las empresas que ofertan por los contratos no se les exige asociarse a Petrobras como en una subasta de bloques de aguas ultra-profundas en 2013, las normas que las obligan a utilizar equipos en su mayoría fabricados localmente y las dificultades para obtener algunas licencias podrían, no obstante, desalentar una gran participación, dijo.

Se espera que Petrobras, que está vendiendo activos por US$15.100 millones y reduciendo más de un tercio su presupuesto de inversión, tenga un papel mucho menor en esta subasta que en ventas anteriores, dijo Cleveland Jones, geólogo e investigador de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

En caso de participar, probablemente tomará participaciones minoritarias y hará recaer una carga financiera mayor sobre sus socios, dijo.

La empresa dijo en un comunicado del lunes que recortó gastos de capital por US$11.000 millones para este año y el que viene.

Esto abre la puerta a que los operadores extranjeros adquieran una base mayor en el país que cuenta con el mayor grupo mundial de hallazgos marítimos del siglo, dijo.

“Si ofrecen algunos bloques buenos, hay tomadores aun con este entorno”, dijo Jones. “Los operadores extranjeros deben asumir parte del déficit.

Es la única forma en que estos proyectos se pueden desarrollar”. Más de 35 empresas brasileñas y extranjeras tienen derecho a participar en la licitación, entre otras, Exxon Mobil Corp., Shell, BP Plc, Statoil ASA y Total SA, según el regulador petrolífero ANP.

Las compañías no respondieron a consultas. Petrobras y el Ministerio de Energía de Brasil no respondieron en forma inmediata a correos electrónicos solicitando comentarios.

Venta en México

México vendió tres de las cinco áreas que ofreció en una subasta el 30 de septiembre, sólo la segunda del país desde que nacionalizó su industria petrolífera en 1938.

En una subasta en julio, el país vendió sólo 2 de las 14 áreas en venta.

El hecho de que ninguno de los grandes productores extranjeros en Brasil invirtiera en la ronda más reciente de México eleva las probabilidades de que hayan guardado algo de efectivo para invertir en Brasil, dijo Zalan.

“La calidad geológica de los bloques ofrecidos en Brasil es mucho mejor que la de México.
No hay punto de comparación”.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos de México no respondió en forma inmediata a consultas.