Bolivia en disputa diplomática con gobiernos México y España

Cancillerías. Tramitan regreso de embajadores declarados personas no gratas en el país suramericano. Balance. Diplomáticos bolivianos son expulsados.

29
Las autoridades de Bolivia declararon persona no grata a la embajadora María Teresa Mercado.

LA PAZ, BOLIVIA.-Las tensiones diplomáticas de Bolivia con México y España escalaron ayer al punto de que el país suramericano expulsó a diplomáticos de esas legaciones bajo el argumento de injerencia en sus asuntos internos y obtuvo una respuesta similar por parte del Gobierno español.

A la tensión, que inicialmente enfrentó a Bolivia con México por el asilo al expresidente Evo Morales, se sumó España después de que el Gobierno interino denunciara el 27 de diciembre que funcionarios de la Embajada española acudieron acompañados de “encapuchados” a la residencia de la embajadora mexicana en La Paz, María Teresa Mercado, donde se encuentran asilados algunos exministros bolivianos requeridos por la Justicia.

El Ejecutivo español aseguró que la visita realizada por la encargada de Negocios de España a la embajadora de México fue exclusivamente de cortesía y negó que hubiera tratado de “facilitar” la salida de las personas asiladas en aquellas dependencias.

El incidente, sin embargo, provocó ayer que la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, declarara “personas no gratas” a Mercado, a la encargada de Negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero, al cónsul español Álvaro Fernández y otros funcionarios.

Aunque la Cancillería boliviana aseguró que no se buscaba una ruptura en las relaciones diplomáticas, sino que es una forma de exigir un relevo, el Gobierno español respondió ayer de la misma forma con tres diplomáticos bolivianos, al declararlos personas no gratas.
Mientras las autoridades mexicanas confirmaron el retorno a ese país de la embajadora Mercado en medio de elogios por su labor durante estos días.

Tras la renuncia en noviembre de Evo Morales a la Presidencia de Bolivia, en medio de una grave crisis, la residencia de la embajadora de México en La Paz acogió a nueve exfuncionarios de su Gobierno, incluidos algunos exministros que solicitaron asilo político ante esa legación diplomática.

La razón de esos requerimientos hechos por los exministros de la presidencia Juan Ramón Quintana, de Culturas Wilma Alanoca y de Defensa Javier Zavaleta, entre otros, obedece a denuncias del Gobierno interino ante la Fiscalía que derivaron en la emisión de órdenes de aprehensión.

Los exfuncionarios son investigados por supuestos delitos de sedición y terrorismo tras los hechos de violencia que sucedieron a la renuncia de Morales el pasado 10 de noviembre. El Gobierno de México denunció el “asedio” policial a su embajada.

El operativo de control de ingreso y salida de vehículos y personas a cargo de los agentes policiales es cosa de todos los días en el barrio donde se encuentra la residencia de Mercado.

México busca diálogo

— Diplomacia
México no quiere llegar a romper relaciones con Bolivia debido a un reciente incidente diplomático y que el país busca “seguir construyendo canales de comunicación directos con el gobierno transitorio.

-- publicidad --