¡Baila y guisa bueno!

75
José Báez Guerrero

La atipicidad de estas elecciones trae novedades dignas de telenovela. Un candidato que paga sueldos miseriosos en sus negocios privados promete hacer en el sector público lo nunca logrado en sus empresas.

Un Penco que aguanta todos los insultos con una sonrisa, rehúsa darse por vencido, por más cuerda, relajos y encuestas que le tiren. Pero lo más gracioso, por decirlo piadosamente, es cómo Leonel despacha su despecho, diciéndole a sus antiguos compañeros que ya es muy tarde para ablandar habichuelas, refiriéndose a los recorridos de campaña del presidente Medina en apoyo a Gonzalo, tras levantarse el toque del queda.

Aparte de su alusión culinaria, renqueó penosamente al decirle a la vicepresidente y compañera de boleta de Gonzalo que no puede responderle a ella porque no está a su nivel. Margarita, salerosa y busca-votos, respondió: “Si alguien sabe ablandar habichuelas soy yo. Así que no, todavía estamos bien a tiempo.

Las comerán bien guisaditas, calientitas, cuando vengan en primera o segunda vuelta a apoyar su partido”. ¿Qué se dirán el lunes?

-- publicidad --