Bad Bunny enfrenta una demanda millonaria de su exnovia

Bad Bunny enfrenta una demanda millonaria de su exnovia

El exponente urbano Bad Bunny.

San Juan.- El cantante puertorriqueño Bad Bunny ha sido demandado en un tribunal de San Juan por su exnovia Carliz De La Cruz, quien pide una compensación de al menos 40 millones de dólares por derechos de imagen, derechos morales de autor y daños y perjuicios.

La demanda de De La Cruz, licenciada en derecho desde 2021, contra Benito Antonio Martínez Ocasio, nombre de pila de Bad Bunny, se debe a que el artista ha utilizado el estribillo “Bad Bunny baby» en varios temas sin su autorización.

De acuerdo con el documento legal, presentado el 1 de marzo en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan pero dado a conocer este lunes, en 2015 De La Cruz y Martínez Ocasio “decidieron que sería una idea cautivadora” que este, después de su nombre artístico, incluyera la palabra ‘baby'».

“Con la intención de que la frase ‘Bad Bunny baby’ fuese más original todavía, ambos tuvieron la idea que lo mejor es que se grabara con la voz de Carliz, su novia”, con quien inició una relación en 2011, antes de hacerse famoso, detalla la demanda.

Ese mismo año, mientras De La Cruz se encontraba en su entonces hospedaje, junto a una amiga, recibió un pedido de parte del cantante para que se grabara diciendo “Bad Bunny baby”, algo que la joven hizo en su celular.

Bad Bunny incluyó ese estribillo en el tema “Pa’ ti” (2017), donde también cantó Bryant Myers, y aparecía la voz de la joven “sin su consentimiento, ni autorización por escrito”, de acuerdo al documento judicial. Esta fue la primera canción que grabó Bad Bunny para el sello discográfico de Rimas Entertainment, con el que firmó en abril de 2016 y que también ha sido demandado por De La Cruz.

La demandante alega que Bad Bunny se presentó en Puerto Rico, Estados Unidos y República Dominicana, comenzando sus conciertos con la voz de ella repitiendo la frase “Bad Bunny baby”, junto con un ritmo de fondo.

Además, Bad Bunny utilizó nuevamente el estribillo en la canción “Dos mil 16”, que aparece en el álbum “Un verano sin ti” (2022). Un día antes del lanzamiento de ese disco -el 5 de mayo de 2022- la demandante alega que los representantes del artista intentaron llegar a un acuerdo con ella, que lo rechazó sin firmar ningún contrato.

“Sin embargo, al otro día se publicó y se vendió el disco que contenía la voz de la demandante sin importar si daba su consentimiento para el uso de su voz o no, es decir, su identidad”, explica la demanda.

La voz de la abogada también se pudo escuchar en todos los espectáculos dados por Bad Bunny en su gira “Un verano sin ti”, que se llevaron a cabo en Puerto Rico, Estados Unidos y América Latina a partir de julio de 2022. Además de excluir su nombre de las obras artísticas creadas, los demandados utilizaron la voz distinguible de De La Cruz sin su consentimiento para canciones, discos, promociones, conciertos y plataformas sociales y musicales, televisión y radio.



EFE

Noticias Relacionadas