Miércoles, 16 de octubre, 2019 | 8:08 am

Avión incendiado en Rusia había sido alcanzado por un rayo

mos


MOSCÚ. — El avión que se incendió mientras hacía un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Moscú, matando a 41 personas de las 78 a bordo, se quedó sin comunicación por radio cuando fue impactado por un rayo, dijo el piloto, citado por medios rusos.

Una aeromoza dijo que hubo un fuerte relámpago poco después de despegar la tarde del sábado del aeropuerto Sheremetyevo rumbo a Murmansk.

En videos se ve a algunos de los 37 sobrevivientes cargando equipaje de mano mientras se deslizaban por un tobogán inflable desde la parte frontal del avión, lo que generó interrogantes de si tomar su equipaje pudo haber obstaculizado el desalojo, en donde cada segundo pudo haber separado una vida de una muerte.

El avión, un Sukhoi SSJ100 operado por la aerolínea nacional rusa Aeroflot, había despegado de Sheremetyevo pero regresó a los pocos minutos y pidió aterrizar de emergencia.

El avión tocó tierra con brusquedad y surgieron llamas y humo negro de la parte inferior. Al parecer el avión no descargó combustible antes de aterrizar, un procedimiento común. No es claro por qué no tomó el tiempo para hacerlo.

El piloto dio que “debido al relámpago, perdimos comunicación por radio”, informaron la televisora Zvezda TV y el periódico Komsomolskaya Pravda.

La aeromoza Tatiana Kasatnika dijo en un video publicado en YouTube que “despegamos, entramos a una nube, había fuerte granizo y, en ese momento, hubo un tronido y una especie de relámpago, como electricidad”.

Las dos cajas negras, dispositivos que registran datos y voces durante el vuelo, han sido recuperadas, según indicó el principal organismo ruso de investigación.

Los investigadores barajan tres principales hipótesis sobre la causa del desastre: pilotos sin cualificación suficiente, fallo del equipo o el clima, según dijo la portavoz del comité, Svetlana Petrenko, citada por agencias rusas de noticias. Había tormentas en la zona de Moscú cuando aterrizó el avión. No se ha hecho público por qué los pilotos decidieron hacer un aterrizaje de emergencia.