Atando cabos (3 de 3)

Atando cabos (3 de 3)

Dilenia Cruz

Levantarse después de una caída y ser exitoso en ese proyecto de vida que anhelamos, aunque tengamos que darle un giro de 180 grados ,es posible, aunque a simple vista luzca aterrador.

La clave está en saber completar y cerrar cada aspecto que pueda haber quedado abierto.

Al completar y cerrar etapas del pasado, nos podemos sentir satisfechos. Para ello es importante hacer una parada y observar juiciosamente qué di y qué recibí durante esa relación que ahora estamos dejando en el pasado. Según explicó la licenciada en Psicología de los sistemas de familia y constelaciones familiares Xiomara Lora, del centro Loxim CIH.

“Lo más saludable es que la persona pueda continuar con su vida y no vuelva a caer en la misma situación.

Para hacer una verdadera transformación desde su alma es importante que tenga acompañamiento terapéutico o espiritual.

Hay personas que logran salir de esos procesos a través de la lectura, meditación, y charlas”, refirió Lora.
“Puede resultar muy difícil curar ese doloroso proceso en soledad. Es por eso que recomendamos buscar la ayuda para encontrar soluciones verdaderas”.

“Cuando es un divorcio hecho, se hace el mismo protocolo de sanación, aunque las personas estén involucradas en otras relaciones y otras familias puede que sigan existiendo huellas dolorosas de las relaciones anteriores que se activen de manera inconsciente cuando la pareja actúa similar a la anterior y se establecen comparaciones.

Podría haber un alerta excedida que convertirá esta relación en una relación patológica parecida a la anterior”. asegura Lora.

Si la persona afectada no sana seguirá encontrándose con esas situaciones repetitivas en sus relaciones una y otra vez.



Avatar

Dilenia Cruz

Etiquetas