Argentina atrae inversionistas de ‘carry trade’

36

Bloomberg.-El peso argentino ronda mínimos récord, pero los inversionistas de ‘carry trade’ no están preocupados.

Aprovechando unas de las tasas de interés más altas del mundo, los inversionistas que piden prestado en dólares para comprar activos locales se han dado cuenta que se puede ganar dinero aun cuando el peso cae y los analistas prevén que lo seguirá haciendo.

BBVA Securities Inc. pronostica rendimientos en dólares del 6,5 por ciento este año para los valores locales en renta fija de Argentina, incluso con un peso más débil.

“El carry de Argentina es tan alto que compensa la depreciación del peso en los próximos meses”, dijo Álvaro Vivanco, jefe de estrategia latinoamericana para BBVA, quien recomienda los bonos locales de renta fija conocidos como Botes con vencimiento en 2021 y 2023.

Señala que las tasas de interés se mantendrán elevadas en tanto el banco central se enfoca en amortiguar las expectativas de inflación.

La moneda cayó en las últimas dos semanas a un récord a medida que los inversionistas sacaban dinero de la región en medio de una crisis política en Brasil que amenaza con descarrilar los esfuerzos para apuntalar la mayor economía de América Latina y el mayor socio comercial de Argentina.

Ello ha llevado a la moneda a debilitarse un 0,7 por ciento este año, y los estrategas encuestados por Bloomberg esperan otro descenso del 5,4 por ciento a 16,9 por dólar para el final del año.

Con un rendimiento de hasta 22 por ciento para el Bote con el menor plazo a marzo de 2018 de Argentina, el peso tendría que caer significativamente más allá de 17,5 por dólar este año, o 19 por dólar en 2019, para que los retornos dejen de ser atractivos, dijo Vivanco.

No todo el mundo es tan optimista. Jorge Piedrahita, el máximo ejecutivo del corredor con sede en Nueva York Torino Capital, dice que los inversores que ya realizan ‘carry trade’ deberían esperar por ahora, aun cuando la caída de la moneda ha hecho que colocar una apuesta grande sea menos atractivo.

El riesgo es que cuando llegue el momento, todos querrán salir simultáneamente, agregó. Lo llamó un momento “Puerta 12”, refiriéndose a la estampida de 1968 en un partido de fútbol en Buenos Aires, donde no se abrió la 12ª puerta de salida y murieron 71 personas.

“Es un poco tarde para entrar al carry trade”, dijo Piedrahita. “Más bien, es un año para empezar a pensar cuándo salir, pero todavía no es el momento”.

Una sorpresiva victoria de la oposición en las elecciones legislativas de octubre podría impulsar fuertes salidas de pesos que harían caer la moneda, pero los analistas de BTG Pactual Group liderados por Alejo Costa no consideran que ese sea el escenario base.

Esperan que el desempeño del partido del presidente Mauricio Macri se mantenga en línea con los resultados de octubre de 2015 que los llevó al poder.

-- publicidad --