Lunes, 14 de octubre, 2019 | 9:39 am

Arabia Saudita: un ataque con drones produce incendios en dos instalaciones petroleras claves

Así lucían las llamas en una de las principales plantas petroleras en Arabia Saudita tras los ataques.
Así lucían las llamas en una de las principales plantas petroleras en Arabia Saudita tras los ataques.


El suministro de petróleo en el mundo puede resultar severamente afectado en el corto plazo tras un ataque con drones, ocurrido este sábado, en dos refinerías petroleras propiedad de la empresa estatal Aramco de Arabia Saudita.

De acuerdo con varios medios sauditas, la acción provocó importantes incendios en la refinería de Abqaiq, la principal planta del país, y en el campo petrolero de Khurais.

Las autoridades locales señalaron que el fuego ya fue controlado en ambas refinerías.

Fuentes de la industria petrolera, citadas por Reuters y por The Wall Street Journal, afirman que los ataques obligaron a reducir la producción saudita en unos 5 millones de barriles al día, lo que equivale casi a la mitad de su producción diaria en condiciones normales.

Aramco no es solamente el mayor productor mundial de petróleo, sino además uno de los que genera más ganancias.

Un lugar estratégico

Este ataque en Arabia Saudita afecta una de las instalaciones petroleras más importantes del planeta.

El campo de Khurais produce en torno a 1% de todo el petróleo que se consume en el mundo, mientras que la refinería de Abqaiq tiene una capacidad para procesar hasta 7% del suministro global.

Una espesa nube de humo se podía apreciar cerca de la refinería de Abqaiq.Una espesa nube de humo se podía apreciar cerca de la refinería de Abqaiq.

“Dadas sus dimensiones, incluso una interrupción breve o parcial en sus operaciones puede afectar a la compañía y al suministro de petróleo mundial”, advierte Katie Prescott, corresponsal de negocios de la BBC.

“Este país produce 10% del crudo que se extrae en el planeta. Reducirlo a la mitad podría tener un efecto significativo en el precio del petróleo el lunes, cuando abran los mercados”, agregó.

Aramco no es solamente el mayor productor de petróleo del mundo, sino además el que genera más beneficios.

Jason Bordoff, director del Centro sobre Políticas Globales de Energía de la Universidad de Columbia, advirtió que estos sucesos podrán tener un efecto importante en los precios del petróleo.

Abqaiq es probablemente la instalación más crucial en el mundo para el suministro de petróleo. Los precios saltarán tras este ataque y, si la interrupción en la producción saudita es prolongada, parece probable y sensato que los miembros de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés) liberen crudo de su reserva estratégica”, dijo a la agencia Reuters.

Guerra en Yemen

Un vocero del grupo de los hutíes en Yemen señaló que había desplegado una flota de 10 aviones no tripulados -drones- para perpetrar el ataque.

Yahya Sarea le dijo a la cadena al Masira TV, propiedad de los hutíes y que opera en Beirut, que habría más ataques de este tipo en el futuro.

Agregó que el ataque de este sábado ha sido una de las mayores operaciones que se han realizado dentro de Arabia Saudita y fue ejecutada “en cooperación con gente honorable dentro del reino de Arabia Saudita”.

Por su parte, las autoridades sauditas no comentaron sobre los posibles autores del ataque.

Arabia Saudita

“Hacia las 4:00 de la mañana (hora local), los equipos de seguridad de Aramco debieron enfrentarse a dos incendios en las plantas de Abqaiq y Khurais producidos por drones”, reportó la agencia real saudita de prensa.

“Los dos incendios han sido controlados”, agregaron.

Desde hace cuatro años, Arabia Saudita ha liderado una coalición de países en contra de los hutíes en Yemen, desde que este grupo derrocara al presidente yemení Abdrabbuh Mansour Hadi en 2015.

Dicha coalición de países ha lanzado bombardeos aéreos casi diarios en contra de las posiciones de los hutíes, quienes, por su parte, han lanzado numerosos cohetes hacia territorio saudita.

Tras el ataque a las refinerías sauditas, el vocero de los hutíes indicó que las operaciones en contra de los sauditas “solo van a ser más grandes y dolorosas en tanto su agresión y su bloqueo continúe”.

Estados Unidos ha responsabilizado a Irán, que apoya los hutíes en Yemen, de ayudar a la desestabilización de la región al financiar a este grupo rebelde.