Jueves, 22 de agosto, 2019 | 10:22 am

Amigos “infieles”, nada nuevo Bebeto



Cuando Alberto Bernabé (Bebeto) se ha visto envuelto en problemas económicos de su programa de televisión (El poder de las 12), siempre he dicho que él bien puede salir airoso porque es un hombre trabajador.

Cristina Liriano

Cristina Liriano

Y digo esto porque solo con el trabajo la gente puede lograr algo en la vida. ¿Qué es algo?, el respeto de la gente, la buena voluntad de los seres que en el camino va conociendo y puede ser que algún banco un día te saque de un problema, prestándote con el compromiso de que le pagues a tiempo.

Pero eso de esperar grandes cosas de los “amigos” de la farándula, esos llamados por muchos como “infieles”, podría ser una ilusión que te vuelva una persona pasada de buena, por no decir otra cosa.

No comparto esos pleitos que echa Bebeto, donde se pelea solo frente a una cámara, convirtiendo su espacio en una tribuna de desahogo.

Bebeto, para no sufrir, es mejor no esperar mucho o nada de las personas que se van encontrando en este mundo del entretenimiento.

Usted señor mio está gastando su energía y su tiempo reclamándoles a unos “amigos” que, seguro solo usted los sentía cercanos, pero que ellos siempre estuvieron en otra galaxia, armando su mundo y preparándose para saber actuar cuando por algún motivo estuvieran en su situación.

Recuerde que solo de la familia se puede esperar aunque sea un buen consejo, que los buenos amigos se cultivan fuera de los focos y que solo el trabajo fuerte, y mirar hacia objetivos concretos, podrían convertirse en la única fórmula de mantenerse de pie.

Como usted dice, “van aparecer obstáculos en la vida”, pero el trabajo tesonero le devuelve la fe y la confianza de que todo va a salir bien. No se pare, siga trabajando. Adelante, y olvide a aquellos que usted pensaba que eran sus amigos.

Publicidad