Alternativa para los fumadores genera debate

Alternativa para los fumadores genera debate

Alternativa para los fumadores genera debate

Bogotá, Colombia.-En el mundo mil 300 millones de personas fuman, de esos fumadores, 6 millones mueren a causa del cigarrillo.

Eso quiere decir que a nivel mundial se produce una muerte cada cinco segundos. El tabaco contiene nicotina, la cual es una adicción.

Muchos fumadores no pueden dejar de fumar por sí solos, por lo que requieren algún tipo de alternativa o ayuda especial.

El investigador y psicólogo Christopher Russell, en el Centro de Investigación sobre el Uso de Sustancias, de Glasgow, habló de los hallazgos encontrados en la investigación sobre la Reducción de Tabaco en el Reino Unido y por lo que propone el uso del cigarrillo electrónico como una alternativa a esa población.

Sin embargo, el tema, debatido en foro titulado “El riego reducido en el consumo de nicotina, de amenaza a oportunidad en la Salud Pública”, celebrado en Colombia, encontró voces a favor y en contra.

En su participación Russell narró que a pesar de recibir fondos de los fabricantes de cigarrillos para llevar a cabo la exploración sobre la reducción sobre daños del tabaco, el mismo “está enfocado en como persuadir a los fumadores para que utilicen los cigarrillos electrónicos”.

Destaca que su principal preocupación es la salud de los fumadores, “personas que desean dejarlo y están en una situación donde no han podido, y han intentado muchas cosas, y no han podido dejarlo”.

El especialista en la conducta indica que su objetivo es encontrar maneras nuevas y efectivas para ayudar a la gente a dejar de fumar y evitar los daños que vienen producto de ese hábito.

Narró que un estudio de 2012 de la Organización Mundial de la Salud estimó que si todas las medidas de control de tabaco se implementaron en el mundo y continuarían hasta 2020, la prevalencia mundial de fumar se reduciría de 784 millones de fumadores a 223 millones.

No obstante, la pregunta principal, prosiguió el psicólogo, seria qué se puede hacer para los 523 millones de fumadores que pueden dejar de fumar por unas medidas convencionales de tabaco.

“La respuesta profesional no es algo que responda. En el Reino Unido hemos abrazado la reducción de daños de tabaco, el cual está dirigido a prevenir aquellos que no han dejado de fumar bajo métodos convencionales”, citó.

Opinó que ese mecanismo puede complementar nuestras formas convencionales de control de tabaco para prevenir enfermedades y muertes temprana en millones de fumadores que no se van a detener en el presente que sean continuar consumiendo de alguna forma.

Afirmó que la reducción a las oportunidades para reducir el daño ocasionado por el tabaco y la toma de decisiones al respecto ofrecería una gran oportunidad para disminuir la prevalencia, los impactos sobre la salud y el hábito de fumar.

“La nicotina en si, no es una sustancia dañina, y el uso de la misma representa relativamente un riesgo menor para los usuarios o para la sociedad en general, el reconocimiento de que la mayoría de los daños surge del uso de la nicotina” dijo.

Otras voces

Juan Carlos Santa Cruz, director de la Fundación Colombia de Corazón, expresó que ellos parten de evidencias científicas recogidas por sociedades de cardiologías y cirugía cardivascular, y por tal razón están en contravía absoluta de la posibilidad de recomendar una terapia, como es el cigarrillo electrónico.

“La nicotina no es solamente responsable de la dependencia, sino que ella misma produce una serie muy significativa de impactos en la salud”, citó.

Hugo Caballero, jefe del Servicio Médico de Neumología de la Clínica de Marly, en esa nación, sostiene que los cuatro factores responsables de la morbilidad y mortalidad son el tabaco, el sedentarismo, las dietas inadecuadas y el uso excesivo de alcohol.

“Nosotros, que trabajamos con todos los pacientes clínicos, vemos la enorme dificultad que tiene el conjunto de pacientes para dejar de fumar.

Sí se le puede ofrecer una alternativa, así que no es el regaño, estigmatizarlos, sino que sabemos lo difícil que es, y lo vivimos”, manifestó.

Jaime Arias Ramírez, presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, dijo que debe haber más información sobre la nicotina, porque es un producto comercial y no tiene la certeza de que es menos malo para la salud.



Dayana Acosta

Dayana Acosta

Noticias Relacionadas