Alerta Amber

Alerta Amber

Wilfredo Mora

El programa Alerta Ambert es un método de localización y “búsqueda coordinada” de menores que están desaparecidos, y que a través de la plataforma de Twitter se espera que la comunidad apoye en esta cruzada de buscar a los niños, jóvenes y los abuelos, que son los sujetos que mejor encarnan el concepto de la alerta.

Surgió en Estados Unidos, por un caso de secuestro que obligó a pensar en los delincuentes sexuales, pero hoy día esta preocupación se ha desviado hacia la trata de personas, y otros crímenes complejos. De ahí que la mayoría sean mujeres y, además, jóvenes.

Una tranquila mañana en Arlington, Texas, una niña de 9 años, de nombre Amber Rene Hagerman es secuestrada y asesinada por su secuestrador, que la degolló sin ningún miramiento, arrojándola a un canal de desagüe.

El agresor nunca fue encontrado, pero su perfil apuntaba a que se trató de una violación; la investigación policial fue intensa, se ofreció recompensa, y debido a las presiones de los lugareños se realizaron vistas públicas en el Congreso, que terminaron pidiendo un registro nacional de delincuentes sexuales, y que más tarde devino en la aprobación de una ley: “Ley de Protección Amber”, firmada por el entonces presidente Bill Clinton.

Así surge el programa Alerta Amber, que se ejecutó en 1996, a través del programa radial KRLD (Radio Studio en el Parque de Pelota en Arlington, Texas). En 2003, el presidente George W. Bush firmó la Alerta Amber como legislación, y que se convirtió en un programa nacional.

Como se puede apreciar es un “programa de alerta”, un sistema de notificación de menores de edad que están desaparecidos. La alerta debe emitirse en las primeras 3 horas, estar transmitida por diversos medios (televisión, radio, sms, correo electrónico, pantallas electrónicas, entre otras), a fin de poder llegar al mayor número de personas posibles. Pero hoy, se utiliza casi con exclusividad en la plataforma de Twitter.

México es el país que más lo utiliza después de EE. UU. Este se visualiza así: “Se activa #AlertaAmber para localizar a una menor de 16 años de edad, de nombre ( ), quien fue vista por última vez el día/mes/año, en (lugar)”. Los filtros de la alerta son de la fiscalía de la localidad, quien ofrece una tablilla con informaciones que dan cuenta de la descripción y de las circunstancias de la desaparición.

Se indican los teléfonos para contactar a los organismos responsables de la búsqueda. Se espera que la comunidad sea quien ayude a encontrar al desaparecido.
¿Cómo se comporta el programa si pasan semanas después de haber sido dada la alerta? Se mantiene a la espera, pero ya ha dejado de ser una alerta. Las instituciones que fueron signadas como las coordinadoras tienen la función de ayudar en la aplicación de las Alertas Amber.

Dado que el Gobierno dominicano está interesado en introducir la Alerta Amber, debe saber que los resultados distan mucho de ser un sistema científico de búsqueda de personas desaparecidas, muchas de las cuales regresan muertas. Se está dejando de lado a fases de la búsqueda como la localización y recuperación, análisis de evidencias, la identificación ósea, la restitución de los cuerpos a las familias, el derecho a saber la verdad, y la garantía de que habrá justicia para los familiares de las víctimas.

La realidad de las desapariciones de personas es involuntaria, en su mayoría; hay que tratarlas como crímenes y delitos, en los que hay que descubrir al responsable y llevarlo a juicio.



Wilfredo Mora