Domingo, 15 de septiembre, 2019 | 11:57 pm

Albert Pujols volvió a marcharse de San Luis con notas altas

El pasado fin de semana fue todo sobre Pujols, ya que hizo su regreso a St. Louis como jugador visitante por primera vez en su carrera y recibió ovaciones de pie antes de cada una de sus 12 apariciones en el plato.
El pasado fin de semana fue todo sobre Pujols, ya que hizo su regreso a St. Louis como jugador visitante por primera vez en su carrera y recibió ovaciones de pie antes de cada una de sus 12 apariciones en el plato.


S T. LOUIS – Si bien los dos primeros juegos del regreso de Albert Pujols al Busch Stadium fueron especiales para los fanáticos de los Cardenales y Pujols, resultaron en dos derrotas para los Angelinos.

Así que fue un poco más gratificante para los Angelinos en el final de la serie, ya que pudieron llevarse una victoria de 6-4 el domingo por la noche, con el zurdo Tyler Skaggs lanzando cinco entradas fuertes, Pujols se despidió bateando de 5-2.

El pasado fin de semana fue todo sobre Pujols, ya que hizo su regreso a St. Louis como jugador visitante por primera vez en su carrera y recibió ovaciones de pie antes de cada una de sus 12 apariciones en el plato. Se fue de 11-4, con un boleto en la serie, incluyendo un memorable jonrón en la derrota del sábado 4-2.

En su último turno al bate el domingo, llegó con las bases llenas y sin out en el noveno y falló con un “fly” a  primera. Pero cuando se retiró al dugout, fue recibido con otra ovación de pie siendo probablemente su último turno al bate en St. Louis.

“Estoy feliz de haber salido con una victoria”, dijo Pujols. “Este fin de semana me llevó al 2011 cuando estábamos en los playoffs y la Serie Mundial. Disfruté cada momento. Si tuviera que hacerlo de nuevo mañana o la próxima semana, vámonos. Esto fue divertido”.

Después del juego, Pujols también intercambió camisetas con el receptor de los Cardenales Yadier Molina en un momento emocionante, ya que Pujols se ha referido en repetidas ocasiones a Molina como su “hermano pequeño”, y fue Molina quien le dio tiempo a los fanáticos para animar a Pujols cada vez que venía a el plato.

“Al final del día, tenemos respeto mutuo por este juego”, dijo Pujols. “Eso es algo que sentimos desde nuestro corazón que deberíamos hacer y lo hicimos. No importa lo que pase en el terreno, debemos hacerlo. Esta camiseta va a estar en mi caja de trofeos y la mía estará en su caja de trofeos “.