Miércoles, 17 de julio, 2019 | 4:21 pm

Al final, todos somos buenos, si nos dan la oportunidad de serlo



Porque: “… no sabemos la verdad, sin

Conocer su causa”

La única libertad válida es aquella

Que persigue nuestro propio bien,

Mientras no se la neguemos a

Los otros ni impidamos sus

Esfuerzos para obtenerla.

Mill.-

Me dices que soy libre pero, no puedo hablar; me dices que soy libre pero, no te puedo criticar; me dices que soy libre pero, me arruinas; me dices tantas cosas que no sé qué pensar, cuando ni seguridad tengo. Pero aun así me dices que soy libre, mientras me esclavizas con cada préstamo para satisfacer tus ambiciones, tus caprichos clientelistaso satisfacción de tu ego pero, no puedo decir nada. Entonces, ¿cuál es la bendita libertad que me proporcionas, para decirme que soy libre?

Escucharte hablar, me pone a pensar, que quizás no seas lo que te crees que eres, sí, me refiero a ti como político-dirigente, porque muy bien sé que el poder real muchas veces no se ve, pero se siente, y si tienes que decir –como tantas veces lo has hecho- que eres la autoridad, que tienes el poder, me da por creer que a lo más lejos que has llegado, es a tener un cargo, no el poder.

Más bien, me parece que necesitamos producir una enorme explosión de luz, para iluminar los préstamos; para iluminar las penumbras institucionales que nos opacan el presente y nos oscurecen el futuro; para transparentar los permisos de importación de alimentos que arruinan al pequeño agricultor; para ponerle fin a la aprobación de “Partidos” que sólo representan los intereses de sus cuestionables “líderes”;para sacar a la luz las perversidades que tarde o temprano nos hundirán como Nación, como esa de “elegir”, cuando el término correcto sería señalar, imponer, para poder sostener impunidades y oscuros blindajes con miras al mañana. “Elecciones” éstas, que todos los políticos las aceptan, a sabiendas de que solo conducen a un clásico y maligno, borrón y cuenta nueva.

Crisis por aquí, crisis por allá pero, ni crisis en uno y mucho menos en el otro, ya que todo depende en qué lugar te encuentres y quizás hasta del tamaño de tu ego o inclusive, si posees una miserable conciencia sin vista, sin oídos y mucho menos, moral. Hemos evolucionado de tal manera para solucionar los problemas, que el engaño se ha desarrollado como el mejor aliado y resultado de la oratoria.Por eso hemos llegado al grado en que ya ha dejado de sorprendernos los efluvios de ira de ciertos políticos, al escuchar o leer algo que no vaya acorde con sus intereses o actitudes.

Y son muchas las cosas que nos hacen pensar y  hasta aquellas cosas que antes las veíamos sin sentido, hoy comienzan a tenerlo. Podemos tomar como referencia aquella que se dice en la parte baja del pueblo, cuando se refieren a alguien que ha perdido el rumbo de su vida y continúa rondando dentro del lodazal o infierno que él mismo ha contribuido a crear o ser su gestor principal. Como esa de “que cachaza” tiene esta persona, ¡sin importar el sexo! Miserables que han dejado atrás, por medio de atrocidades morales, no solo su pobreza, sino primero la vergüenza y sin ésta es imposible que vean a qué han llegado a ser en realidad, ¡monstruosos insensibles! ¿Crisis? ¡Ninguna! Todo es “pa´rriba” y continúan por más. Simplemente me parece que nos J….os.

Pero, considero que aún y sean políticos reiterativos en sus fechorías e indelicadezas con saco y corbata y aun de violaciones rastreras, de un modo u otro, todos somos buenos, cuando nos dan la oportunidad de serlo. Y esto es precisamente lo que este pueblo lesestá ofertando a todos estos políticos que han sido indolentes, farsantes; mentirosos e indelicados. Que dejen todo eso antes de que rebose la copa de paciencia de este pueblo. Que tomen a bien aquello de que la Sabiduría; la Visión y la Prevención, son claves para evitar el desastre total. Así es y así será. Amén. ¡Sí señor!

 

 

rafael-ramirez-ferreira

Publicidad