Agenda de conflicto y II

Alexis Rafael Peña.

Desde Conflictos y Mediaciones nuestro deseo es lograr que la agenda de conflicto en el país sea como la hemos definido, de negociación, conciliación, concertación, pactos y mediaciones. Pero de todas maneras, recordar que ya contamos desde el 2012 con una Estrategia Nacional de Desarrollo, en donde se tiene planteado 3 pactos y solo uno ha sido posible, esperamos los acuerdos faltantes y otros que no están en la Ley 1-12, tales como el pacto por la salud, vivienda, empleo y el gran pacto social integral en donde todas las necesidades de la Republica Dominicana estén cónsonas con los nuevos desafíos e ingresos.

Recordar que esa agenda fue producto de procesos de concertación, diálogos y pactos entres empresarios, organizaciones de la sociedad civil y entidades gubernamentales. Por eso entiendo necesario, que a 7 años de su aprobación no se ha logrado aun un 50 % de lo acordado.

Por considerarlo de interés en una agenda de conflicto, entiendo la necesidad de un pacto por la seguridad social, en donde todos los actores (población vía la sociedad civil, médicos, enfermeras, farmacéuticas, laboratorios, clínicas u otros), asuman un compromiso país por la longevidad de la población dominicana.

Es decir, una larga vida para la mujer y hombre. Con una seguridad social por encima de cualquier interés pecuniario. Pero además, que mantenga a una sociedad pacífica y armónica para el porvenir venidero: en Niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

De modo que la agenda de conflicto en la Republica Dominicana, cuenta con todos los elementos suficientes para que constantes protestas y movilizaciones ocurran, ya que las necesidades requeridas por la población, no son atendidas aun el país contar con el mayor crecimiento económico de toda la región latinoamericana, según organismos internacionales.

Lectores y lectoras de Conflictos y Mediaciones abrirán sus ojos y pensamientos para autoanalizarse, inquietudes tales como: qué actos realizan las organizaciones de la sociedad civil en cada comunidad para agendar el conflicto que perjudica a su gente.

Pero además, dirá es que todos sus integrantes están inmersos en los partidos políticos y en procesos electorales para el 2020 y, han obviado por lo que fueron fundados. Será que como cuentan con un liderazgo en las mismas, pensaran que sus candidaturas pasaran a ser regidor, vocal, director, alcaide, diputado, senador; sin contar con recursos económicos. No lo creo, que sepan que en los mismos estarán compitiendo con personajes adinerados y con bancas de apuestas. Con esas candidaturas su objetivo es provocar daño a la población, a través de engaños u otros mecanismos.

Pues bien donde está la agenda de conflicto, usted la ve, yo no.

La agenda de conflicto la posee en estos momentos la población haitiana, la cual tiene más de un mes en las calles de su país, reclamando al gobierno lo que es su derecho, mejor condición de vida para su gente.

Demandan renuncia de su presidente. Lograron que este eche para atrás muchas medidas económicas que iban en detrimento de la gente. Digamos entonces que Haití esta despierta y Republica Dominicana dormida. Bueno, piense usted.

Digamos que la agenda de conflicto en Latinoamérica y en algunas partes de América y Europa es activa. En Estados Unidos, el juicio político al denominado jefe del mundo económico, político y guerrista, Donald Trump. La oposición plantea destituirlo y no se sienten las protestas sociales para mantenerlo en el poder.

La agenda de conflicto también está en Bolivia en donde su presidente que aspiraba por 4ta. vez a dirigir el país, bajo métodos no tan democráticos, -entiendo yo-, intento reelegirse y en el conteo de los votos, según la Organización de Estados Americanos (OEA) de la cual ese país es miembro, hubo fraude como en los demás países latinoamericanos por apagones y manejo inadecuado de procedimientos antidemocráticos. Evo Morales esta ahora exiliado en México y sus fuerzas sociales aborígenes en constantes protestas para su regreso como presidente o posible candidato.

En Venezuela, la denominada agenda de conflicto es una realidad. Más de 2 años de protestas para despojar al señor Maduro del poder. Ninguna movilización ha podido lograr sus objetivos. Pero, si han estado cerca de lograrlo.

Definición de agenda de conflicto es desde quien suscribe en conclusión una modalidad de organizar a la sociedad para lograr una meta a mediano, corto y largo plazo. Así como, espacio de movilización social que en sinergia con organizaciones sociales de la sociedad civil y política se unen para enfrentar males sociales.

En conclusión, la agenda de conflicto en la Republica Dominicana aun no está definida, ya que las “fuerzas vivas” del país en estos momentos esta centradas en el proceso electoral 2020, en donde cientos de líderes de la sociedad civil se están postulando a posiciones municipales y congresuales. Debilitando en cierto modo, el movimiento social en momento de desafíos de la población.

-- publicidad --