Abren Centro de Mediación en República Dominicana - El Día Columnas

Abren Centro de Mediación en República Dominicana

Abren Centro de Mediación en República Dominicana

Alexis Rafael Peña.

Desde mayo del 2005, el Departamento de Familia, Niñez y Adolescencia de la Suprema Corte de Justicia estaba gestando el primer espacio de diálogo para madres, padres, hijos, abuelos, tíos, sobrinos, primos y tutores en conflictos por reclamos a pensión, guarda, visitas, autorización de viajes, pruebas de ADN, partición de bienes, bienes sucesorales, convivencia y tolerancia en la familia.

Fueron varios los meses, semanas, días, y horas de entregas, análisis, reuniones y consultas; para hacer que el miércoles 25 de abril del 2006 se abriera el primer Centro de Mediación Familiar en la República Dominicana.En Abril 25 y 26 del 2006, abren Centro Mediación en República Dominicana

En donde un árbitro y juez supremo convino a sus pares a incentivar el necesario diálogo, comunicación y negociación en la familia. Les ofertó la necesidad de que el Poder Judicial no solo ofertara a la ciudadanía en controversia los Tribunales de Niños, Niñas y Adolescentes y los de Paz; para solucionar sus conflictos de manera adversarial y con mecanismos inadecuados para la familia contemporánea.

El doctor Jorge Subero Isa y Carmen Rosa Hernández Evangelista, se atrincheraron en los Métodos Alternos de Solución de Conflictos o Resolución Alternativa de Conflictos (RAC), para ofrecer a la familia dominicana herramientas no jurídicas para resolver situaciones que podrían estos solucionar con el acompañamiento de un tercero imparcial y certificado llamado mediador y mediadora.

Estas dos personas de Estado y comprometida con la familia, hicieron posible que durante 15 años miles de familias de todos los extractos sociales y económicos, accedan a los servicios de mediación en procura de llegar a un acuerdo satisfactorio, consensuado y viable para todos los participantes.

En donde cada parte es y ha sido el propio protagonista, impulsando desde sus saberes, conocimientos y necesidades; propuestas de solución a las controversias que los alejaba de un acuerdo, amistad y de unión.

Ellos y ellas buscaron luego de debates intensos, porque de hecho los hay, impulsaron y lograron ponerse en el zapato de cada uno de ellos y solucionar lo que para estos era casi imposible solucionarlo en el hogar, iglesia o comunidad. A un acuerdo.

Por lo que es muy importante resaltar que el 25 de abril del 2006 a las 6 de la tarde, un grupo de personalidades, mediadores, jueces, profesionales del derecho y organismos internacionales abrieron el primer Centro de Mediación para el diálogo y la concordia en la familia.

Luego, el 26 de abril en horario de oficina de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), abrió las puertas a la ciudadanía, el primer Centro de Mediación para los Departamentos Judiciales del Distrito Nacional y la Provincia Santo Domingo (Este, Oeste y Norte).

En donde el primer tribunal derivador de casos provino del Departamento Judicial Santo Domingo, encabezado por el Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes (NNA), siendo el magistrado William Encarnación el primer juez derivador en la República Dominicana.

El primer caso, fue gastado por una mediadora y Coo-mediadora. Grabado y siendo observado por un grupo de más de 60 personas capacitadas por la Fundación Libra de Argentina y auspiciado por la Agencia de Desarrollo para los Pueblos Americanos (USAID).

En donde grupos de la sociedad civil de la talla del Centro de Educación para la Paz, Tolerancia y Desarrollo (CEPATODE), Centro de Mediación Comunitario María Auxiliadora (CEMECOMA), Participación Ciudadana, Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus); academias como la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD), Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCAMAIMA); impulsarían los Métodos Alternos en sus facultades de derecho y otras carreras y aperturaron en el futuro Centros de Mediación Educativos y comunitarios.

De la sociedad civil, sólo Participación Ciudadana abrió los que estos denominaron Casa de Justicia, hoy una oenegés independiente. Dicho proceso, ha fortalecido al Centro de Mediación Comunitario María Auxiliadora (CEMECOMA).



Avatar

Alexis Rafael Peña Céspedes

Periodista, abogado y mediador certificado.

Noticias Relacionadas