Abinader y Leonel

271
Venecia Joaquín

Luis Abinader, candidato a la presidencia por el PRM, ha demostrado ser honesto, talentoso, trabajador. Con un hogar estable y planes concretos para elevar el nivel de vida de la población, inspira confianza.

Su jardín luce despejado, con posibilidad de extenderse y ocupar los predios del Palacio Nacional; todo depende “del abono y las herramientas” que utilice para que florezca, evitando la contaminación de las plantaciones, que con tanto esfuerzo han logrado levantar.

Podemos lograr que nuestra nación sea un hermoso vergel; donde reine la paz y el progreso; donde vivamos felices, en armonía, donde los jóvenes tengan oportunidades de hacer realidad sus sueños; todo depende de los líderes políticos; tenemos algunos muy valiosos, Abinader, Gonzalo Castillo, Guillermo Moreno, etc. y otros, aunque talentosos, lucen confundidos, sin rumbo.

Leonel Fernández es uno de ellos. Salió del PLD porque no lo eligieron candidato a la Presidencia por cuarto periodo. Se fue a la oposición, formó un partido y comenzó a hacer alianzas.

¿Le conviene al PRM esta unión? Leonel se fortalece abrazándolo, le roba espacio, es un eslabón que utiliza, confundiendo al pueblo.

Aseguran que pretende desplazar a Abinader como líder de la oposición. Creo que el PRM debería reflexionar sobre las estrategias de sus alianzas en esta coyuntura electoral, donde se percibe que nadie tiene nada seguro. Además, debe recordar que Leonel se ha curtido en las lides políticas y como dice el refrán “más sabe el diablo por viejo que por diablo”.

De hecho, en “la marcha por la democracia”, Leonel se las ingenió para ser el actor más destacado del evento.

Con Leonel, el PRM debe actuar con cautela. No fue fiel a su gobierno ni al PLD ¿Lo será con la oposición? En doce años, como gobernante, no ayudó los “hijos de machepa”, se convirtió en “tutumpote”; cerró fuentes de trabajo como el CEA, CORDE, etc. Con su acercamiento al PRM ¿Busca enlodarlo y restarle credibilidad, haciendo lo que hizo con el PLD?

Tras la crisis electoral, muchos van a pescar en río revuelto. La población está atenta, cuida la democracia y ha salido a las calles a pedirle a la JCE que explique lo sucedido.

En la marcha del domingo Leonel y sus aliados pretendieron desvirtuar estos objetivos intentando convertir este justo reclamo en pedestal, en plataforma, para su proyección electoral y rehabilitación política.

Previendo esto, el partido Alianza País de Guillermo Moreno no fue a la actividad; le duele no solo la unión de “mansos y cimarrones” sino que se confundan los objetivos y al pueblo.

Las protestas, tras la suspensión de las elecciones, son para exigir a la JCE, una explicación de lo sucedido y garantizar elecciones limpias y libres, que fortalezcan la democracia; no para activismo político. ¿A quién le conviene que suspendieran estas elecciones? La suspensión afectabanegativamente al PLD, al Gobierno y la JCE. ¿Por qué los acusan de provocarlas? El más beneficiado ha sido Leonel.

Ahora, con astucia, se acerca al PRM, a Abinader; pretende darse un baño de pueblo y credibilidad y con sus habilidades y experiencia, desplazarlo sutilmente. Ojalá Abinader comprenda que no lo necesita para seguir adelante.

-- publicidad --