Rubén Maldonado y Andrés Navarro acuerdan agenda legislativa que impactará a 50 mil estudiantes

Rubén Maldonado y Andrés Navarro.
Rubén Maldonado y Andrés Navarro.


SANTO DOMINGO.– La Cámara de Diputados y el Ministerio de Educación acordaron diseñar y ejecutar un programa de enseñanza y práctica de valores fundamentales que impactará positivamente a más de 50 mil estudiantes de secundaria de todo el país.

El convenio suscrito entre el presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Maldonado, y el ministro de Educación, Andrés Navarro,  será para ampliar y fortalecer el currículo de competencias del sistema educativo dominicano.

 Durante un año,  estas instituciones se comprometen a mancomunar esfuerzos en la enseñanza de la Constitución de la República, los valores patrios y los principios de convivencia pacífica, así como en procura de elevar el conocimiento de la ciudadanía sobre el rol de los legisladores.

El compromiso entre  Cámara Baja  y Educación será trabajar de manera conjunta con los futuros universitarios en áreas vitales del nuevo currículo, entre las que se destacan iniciativa personal, autonomía, comunicación, autoestima, desarrollo personal, transparencia, ética, ciudadanía, pensamiento lógico y creativo.

Esta firma de acuerdo forma parte de uno de los dos ejes del programa del presidente Rubén Maldonado, que es el acercamiento de la cámara a las gentes, en este caso con los estudiantes.

La Cámara de baja recibirá en sus instalaciones, bajo el programa de visitas guiadas, a  estudiantes de los diversos distritos y centros educativos  del país que el  Ministerio de Educación escoja para tales fines.

De igual manera, la institución legislativa auspiciará la impartición de charlas y conferencias sobre la Constitución y los derechos y deberes ciudadanos en los diversos centros educativos del país que estén incluidos en el programa. Además, pondrá a disposición del Ministerio de Educación los ejemplares de la Constitución Infantil Dominicana que sean necesarios para ser distribuidos entre los estudiantes que participen de los programas conjuntos.

De su lado, el Ministerio de Educación se compromete a coordinar la participación de los diferentes centros educativos del país en las actividades programadas entre las partes, tarea que incluye movilizar al estudiantado a la sede de la Cámara de Diputados u otros lugares que sean establecidos para el desarrollo de las actividades. Además, debe encargarse de los aspectos logísticos, lo mismo que de la convocatoria de los estudiantes a los talleres y charlas.

 Ambas instituciones  también se comprometen a intercambiar documentos y especialistas en las áreas de cooperación, así como a seleccionar de manera conjunta los diversos distritos y centros escolares en donde se impartirán las charlas y conferencias, realizar los estudios e investigaciones que consideren pertinentes, otorgar becas, impartir cursos de adiestramiento y realizar programas de visitas y pasantías.

En sus respectivas intervenciones, el presidente de la Cámara de Diputados y el Ministro de Educación coincidieron en destacar la importancia del convenio, y aseguraron que la iniciativa ayudará a lograr una mejor sociedad, para lo cual –dijeron- se necesita aunar esfuerzos con miras a elevar la capacitación y el conocimiento de la Carta Magna y los deberes y derechos de la ciudadanía.

Publicidad
Publicidad