Linfoma: claves para sobrevivir

Es vital reconocer síntomas y hacer diagnóstico

Los linfomas pueden aparecer en  ganglios del cuello, amígdalas, regiones inguinales,  bazo, hígado y  médula ósea, entre otros lugares.
Los linfomas pueden aparecer en ganglios del cuello, amígdalas, regiones inguinales, bazo, hígado y médula ósea, entre otros lugares.


Santo Domingo.-La mayoría de los linfomas son curables o controlables, así lo afirma la doctora Leslie González, gerente médico de Hematología de Roche Centroamérica y el Caribe (CAC).

González indica que el diagnóstico temprano es esencial para mejorar el pronóstico del paciente y entre las pruebas de detección usadas están un examen físico completo con historial médico: síntomas y factores de riesgo, así como una biopsia del grupo ganglionar afectado o de otras áreas anormales detectadas.

También se indican análisis de sangre para determinar la condición y el funcionamiento de los diferentes sistemas y estudios por imágenes, como la tomografía axial computarizada o el ultrasonido de abdomen para revisar el bazo e hígado.

Alerta a los síntomas

La especialista explica que sus síntomas varían según el lugar donde se ubiquen y agrega: “Inicialmente, pueden confundirse con los de otras enfermedades, pero si persisten por más de dos semanas se debe consultar al médico”.

Señala el aumento de volumen constante e indoloro de ganglios en cuello, ingle y axilas como una señal de alerta.

A esta sintomatología se le puede agregar la fatiga inexplicable, fiebre sin causa aparente, sudoraciones excesivas, principalmente de noche, pérdida de peso inexplicable y la disminución del apetito.

“Los tratamientos para esta enfermedad contemplan primeramente la observación para luego decidir utilizar quimioterapia y radioterapia, aunque se están desarrollando innovaciones como las terapias dirigidas con fármacos (anticuerpos monoclonales) y la inmunoterapia, que contempla el uso de ciertas sustancias producidas por el cuerpo o fabricadas en un laboratorio especializado”, cuenta la especialista de Roche.

Factores de riesgo

Leslie González recuerda que afecta más a los hombres y son factores de riesgo el haber sufrido deficiencias en el sistema inmunológico (por síndromes genéticos, trasplantes o virus del VIH); padecer enfermedades autoinmunes (lupus o artritis reumatoide) y la exposición a radiación y sustancias químicas.

Definición

Los linfomas son un tipo heterogéneo, diverso y amplio de cáncer que afecta mayormente al sistema linfático, el cual se encarga de defender al organismo contra agentes externos.

Publicidad
Publicidad