Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 11:25 am

La violencia y la discriminación, motivos para el Día de la Mujer



Hoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Abundarán las felicitaciones públicas, los actos y reuniones para distinguirlas, así como los discursos y mensajes que solo quedarán como registros.

Una de las versiones más verosímiles sobre el porqué se escogió esta fecha es la recordación de la paralización de labores en 1857 de un grupo de costureras en protesta por las precarias condiciones en que trabajaban.

Protestaban por justicia social, algo universal, sin sexo.

Por lo tanto, esta conmemoración nos obliga a recodar que las luchas por la igualdad de derechos y oportunidades para la mujer no es un asunto de sexo, sino de derecho universal.

La sociedad en su conjunto debiera avergonzarse de tener que celebrar un Día Internacional de la Mujer, pues es un recordatorio de una realidad que ha sido difícil de superar: la discriminación contra seres humanos por razón de sexo.

Existen múltiples formas de discriminación a la mujer y aspiramos a que todas sean derrumbadas lo antes posible.
Cada día, algún acto de violencia o discriminación nos recuerda porqué es necesario conmemorar el Día de la Mujer