Miércoles, 17 de octubre, 2018 | 5:37 am

La integración regional para las personas con discapacidad, un curso de inclusión

fotos-miguel-mejia


Santo Domingo.-Las personas con discapacidad tienen defensores. Defensores que trabajan en su inclusión no solo social, sino en los procesos de integración para dignificar sus vidas y alejarlas cada día más de esa sensación de duelo, luto y desgracia que sentían las familias que alojaban en sus hogares a un hijo, una hija, una madre, un padre, con alguna discapacidad física.

Así lo establecieron Miguel Mejía, ministro para Políticas de Integración Regional y Magino DíazCorporán, director del Consejo Nacional de la Discapacidad (CONADIS).

Lo hicieron en la apertura este sábado del curso Raíces Históricas y Procesos Actuales de la Integración en América Latina y el Caribe, dentro del programa Educar para integrar, dirigido por segunda vez a las personas con discapacidad.

Desde las diez de la mañana, Hombres y mujeres que han superado su condición y que hoy están en el proceso de la inserción social, que se han forjado como profesionales, activistas, líderes comunitarios y de organizaciones ciudadanas, se apostaron en uno de los salones del Centro de Atención para la Discapacidad (CAID), lugar emblemático donde se realizarán las sesiones sabatinas del curso durante varias semanas.

Se expresaron felices. Para ellos las limitaciones no existen. Son forjadores de una batalla cotidiana que los ha hecho escalar peldaños hacia la independencia. De igual modo hacia la connotación y la utilidad en distintas áreas del quehacer humano.

Magino Díaz Corporán ponderó de manera favorable esta segunda versión del evento, enfocado a los derechos humanos de las personas con discapacidad.

Explicó que a lo largo de estos sábados los participantes serán edificados sobre los procesos de la historia y sus fenómenos en Centroamérica, el Caribe,  así como entender el error histórico de muchas veces vivir de espalda a la realidad de esta área del  mundo.

Fue enfático al agradecer el esfuerzo del Gobierno a través del Ministerio para Políticas de Integración, esto, debido a que esa temática no se había abordado desde la perspectiva de la política exterior de la República Dominicana.

“El significado del curso es importante que lo valoremos, porque es una prueba más de la visión del presidente Danilo Medina, de su coherencia, cuando dice que las personas, los seres humanos deben estar en el centro de todas sus políticas”, dijo.

Explicó que es por ello que ese enfoque contribuye a que en la agenda que llevan las misiones en el exterior, se inserte asimismo, la  agenda de la inclusión de las personas con discapacidad en la República Dominicana y más allá.

Expresó que hay mucha importancia en el tema de la integración, porque República Dominicana, por ejemplo, pertenece al Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), del cual República Dominicana ostenta la Presidencia Pro-témpore.

Indicó que dada esa circunstancia, la agenda de importancia social la lleva el presidente Danilo Medina.

“Y es por eso que en este momento la República Dominicana en el marco de esa Presidencia Pro-témpore está cumpliendo el compromiso hecho en Panamá, de desarrollar una iniciativa para crear un ente de defensa, protección de la discapacidad en el SICA.

En este momento, República Dominicana trabaja, coordina acciones para materializar esa iniciativa en conjunto con los otros Estados.

Citó iniciativas como la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, de la cual somos signatarios.

La referida convención establece en su artículo I que el propósito es promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas las personas con discapacidad y promover el respeto a su dignidad inherente.

El concepto de personas con discapacidad incluye a quienes tienen deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

De su lado, el ministro para Políticas de Integración Regional, Miguel Mejía, fue enfático al expresar que para el equipo que lo acompaña en aquella jornada académica, la satisfacción está en que más que instruir sobre la integración de los procesos en el contexto internacional, han aprendido del ejemplo.

Se trata de un ejemplo, significó, de gente que ha superado limitantes y que hacen un aporte actual al país y al mundo.

“Yo debo confesar que a partir de la relación que hemos definido, de trabajo con el CONADIS, no solo hemos aprendido, sino también que nos hemos sensibilizado y nos hemos hecho más humanos”, apostilló.

Mejía significó que a distancia, el ser humano puede tener sensibilidad, que a veces la traduce en compasión.

“Hemos aprendido en la relación con el CONADIS que hay que tener solidaridad, sensibilidad y comprensión y no compasión, porque ustedes son personas útiles, que juegan un papel importantísimo en el desarrollo de nuestra sociedad”, dijo.

Refirió los aportes del programa del CONADIS llamado “Saliendo del Escondite”

Saliendo del Escondite representa el esfuerzo para identificar a las personas con discapacidad y sus necesidades, con particular énfasis aquellas que están en el anonimato, escondidas en sus casas, que no tiene acceso a disfrutar de sus derechos.