La depresión, uno de los más serios problemas salud mental

Se trata de una imagen que representa el estado de ánimo disfórico y la perspectiva de la vida

Puede afectar a cualquier persona, de cualquier nivel económico y en cualquier edad.
Puede afectar a cualquier persona, de cualquier nivel económico y en cualquier edad.





La depresión es uno de los más comunes y serios problemas de la salud mental que enfrenta la humanidad hoy día. Millones de personas en el mundo sobreviven en medio de la depresión.

Ricos, pobres, campesinos, hombres y mujeres, en países desarrollados y en vías de desarrollo viven con esta situación que afecta su salud mental.
Al tema se refirió el doctor Daniel Cueto, sicólogo clínico del Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat), quien aseguró que la depresión es un sentimiento que se manifiesta en todos los seres humanos en determinadas ocasiones.

Sin embargo, se trata de una enfermedad mental, la cual se caracteriza por provocar incapacidad para disfrutar, sentimientos de tristeza y abatimiento patológicos, entre otros.

Se trata de una imagen que representa el estado de ánimo disfórico y la perspectiva de la vida que tiene una persona con depresión, asegura el especialista.

Este trastorno significa un diagnóstico psiquiátrico que describe un estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana.

Los trastornos depresivos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad, asegura Cueto.

Los síntomas

El término médico hace referencia a un trastorno de signos y síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: como es la tristeza constante, decaimiento, irritabilidad, sensación de malestar, impotencia, frustración a la vida y puede disminuir el rendimiento en el trabajo, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida.

La persona aquejada de depresión puede no vivenciar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo.
El origen de la depresión es multifactorial.

En su aparición influyen factores biológicos, genéticos y psicosociales. La Psico-Neuro-Inmunología plantea un puente entre los enfoques estrictamente biológicos y psicológicos.

Diversos factores ambientales aumentan el riesgo de padecer depresión, tales como el estrés psicosocial, mala alimentación, permeabilidad intestinal aumentada, intolerancias alimentarias, inactividad física, obesidad, tabaquismo, atopia, enfermedades periodontales, sueño y deficiencia de vitaminas.

Entre los factores psicosociales destacan el estrés y ciertos sentimientos negativos (derivados de una decepción sentimental, la contemplación o vivencia de un accidente, asesinato o tragedia, el trastorno por malas noticias, pena, contexto social, aspectos de la personalidad, el haber atravesado una experiencia cercana a la muerte) o una elaboración inadecuada del duelo (por la muerte de un ser querido).

Un elevado y creciente número de evidencias indica que los episodios depresivos se asocian con cambios en la neurotransmisión del sistema nervioso central y cambios estructurales en el cerebro, producidos a través de mecanismos neuroendocrinos, inflamatorios e inmunológicos.

Publicidad
Publicidad