Día de la mujer






Cuando se conmemora esta efeméride a nivel global hay que seguir insistiendo en avanzar sobre aspectos que aún preocupan.

Todavía preocupa, muy seriamente, el avance alcanzado y los rezagos, en República Dominicana, y una gran cantidad de países de la región, de un plan educativo para luchar contra la violencia de género y la desigualdad. No basta con llevar mensajes de prevención.

Hay que invertir para evitar los principales problemas que impactan negativamente en este segmento importante de la población.

Invertir significa trabajar en bajar la brecha de género que existe en el mercado laboral. La mujer no puede seguir al margen de la cartera de empleos; o jugar un papel de segundo orden en la fuerza del mercado.

Invertir es marcar una diferencia, más allá de los discursos y las proclamas, para no volver, de forma indefinida, a lo que ya se había planteado en el pasado en días como hoy.

Invertir en la mujer significa hacerlo en los jóvenes, que vienen al mundo del vientre de millones y millones de mujeres, soñando que sus hijos tendrán mejores derechos y oportunidades.

Eso debemos hacer, y afianzar más las acciones necesarias en un día tan emblemático para la mujer y el desarrollo de la humanidad.

Publicidad
Publicidad