Domingo, 15 de julio, 2018 | 4:23 pm

Conciencia, cotejo y metas: el plan para iniciar el año

Estrategias que nos ayudan a lograr lo que queremos tener

13v-11_1p01


Con la llegada de 2018 muchos nos enfocamos en plantearnos metas y propósitos para lograr un progreso significativo en los próximos 365 días, esperando buenos resultados, tanto en nuestros equipos de trabajo, familia, iglesia o comunidad. Sin embargo, con relación a 2017, lo ideal es preguntarnos ¿qué queremos lograr? y ¿que estamos dispuestos a hacer para alcanzarlo?

Para ti que estás leyendo, que deseas tener una mejor planificación para este nuevo año y que definitivamente no sabes por dónde empezar, van estas recomendaciones, son técnicas y estrategias que me han funcionado y que han sido diseñadas por investigadores del tema.

Antes del plan

Antes de establecer tu plan, lo primero que debes hacer es echar un vistazo a 2017 y evaluar los puntos relevantes que te permitieron el resultado que tienes y lo que debemos tomar en cuenta como oportunidades de mejora; no culpes a nadie de lo que no lograste, pues solo tú eres responsable de tus resultados y quien lo disfrutas.

Tampoco te desanimes y aprovecha donde fracasaste como palanca impulsadora hacia una nueva oportunidad.

Evaluación

Al iniciar, evalúa tus condiciones actuales, necesitas saber dónde estás en cada aspecto de tu vida para poder dirigirte a algún lado: Veámoslo desde lo que muchos llaman la rueda de la vida, cada aspecto servirá para establecer balance entre tiempo y recursos que dedicarás a cada área.

Vamos a planificar en este caso tu vida:
1. Espiritual: en qué crees y cómo necesitas mejorar en esa área.

2. Diversión y recreación: las personas con las que nos rodeamos y las actividades que realizamos impactan nuestros resultados.

3. Crecimiento personal: para lograr el éxito, el crecimiento debe ser intencional y continuo.
4. Familia: qué aspectos de tu vida familiar necesitas mejorar.

5. Salud: este es el momento para decidir qué vas a hacer en este nuevo año para mejorar tu salud o aspecto físico.
6. Finanzas: definitivamente, como manejamos nuestras finanzas refleja qué tan bien manejamos nuestra vida.
Puedes agregar todas las áreas que desees y, una vez que tienes conciencia de dónde estás, puedes empezar a trazar tu plan para 2018. Empecemos por fijar objetivos, grandes, específicos y que puedas realizar en el día a día. Ten presente que otros te pueden frenar temporalmente, pero solo tú te detienes definitivamente, así que avanza aunque no tengas deseos.

Estableciendo metas

Ahora sí vamos a establecer las metas, porque para llegar a algún lugar hay que poner los ojos en él y es que la meta es el único GPS que nos puede mostrar por donde caminar al éxito.

Al establecer metas recordemos que deben ser:

1. Realistas, que te reten y puedan ser logradas.
2. Tener un sistema para evaluar el progreso (por lo menos una vez al mes).
3. Debes compartir tus metas con otros (esta sería tu primera estrategia para mantener el enfoque).
4. Tener un plan con fechas límite establecidas, medición de resultados, ajustes de estrategia si es necesario, ritmo y velocidad para trabajar en tu plan,
5. Finalmente, quizás lo más importante, olvídate de la perfección, enfócate en la excelencia.

Asumir responsabilidad

Al decidir trabajar intencionalmente en tus metas estás asumiendo la responsabilidad de tu liderazgo y antes de finalizar este artículo quiero por último recomendarte lo que yo llamo el equipaje del líder:

Partamos de la premisa de que 2018 será nuestro próximo viaje y que el líder sabe que para tener un viaje exitoso debe empacar exactamente lo necesario.

El equipaje para este nuevo año tiene que estar cargado de buenas relaciones, capacitación, la mejor actitud y liderazgo, como dice John C. Maxwell; “todo sube y todo cae por el liderazgo, de manera que no son las circunstancias que determinan tu resultado, es definitivamente tu nivel de liderazgo. Recuerda ser creativo, siempre hay más de una manera de hacer las cosas.

Perfil

Ginny Jacobo es coach, entrenadora y speaker en temas de Liderazgo. La puedes encontrar en sus redes @ginnyjacobo o correo [email protected]

De lo general a lo particular

Con los objetivos, debemos proceder a hacer una lista de lo que deseamos lograr, y empezar de lo general hasta llegar a lo particular, es decir anual, trimestral, mensual y diario, y para ello debemos:

1. Tener objetivos a largo plazo, pues te mantendrán dinamizado y evitarán que te frustres. Un ejemplo de objetivos a largo plazo es la educación de tus hijos

2. Hacer una lista de los posibles obstáculos y formular el plan para superarlos.
3. Planificar el día a día, como dice John C. Maxwell, tu éxito está determinado por tu agenda diaria.
4. Estrategias para desarrollar la disciplina de apegarte al plan.

5. Fe en ti mismo, si requieres de ayuda en este aspecto, búscala, porque es vital que creas que lo puedes lograr.
6. Visualiza, establece ejercicios de visualización para reforzar tu cerebro, en la búsqueda para lograr las metas planteadas.

*Por Ginny Jacobo