Jueves, 18 de octubre, 2018 | 2:37 am

Cámara de Cuentas espera por declaración de 2,065 funcionarios

Debieron presentar declaración Jurada de Patrimonio desde la promulgación de la Ley 311-14

Invitado al almuerzo del grupo de comunicaciones Corripio, los miembros de la cámara de cuentas compuestas  por los señores, Licelott  Marte de Barrios, presidenta de la cámara ,Pablo del Rosario, vice, Pedro Ortiz, secretario, Alfredo Cruz, miembro,Juan J. Heredia, miembro Y José Alfredo Corripio /foto José de León
Invitado al almuerzo del grupo de comunicaciones Corripio, los miembros de la cámara de cuentas compuestas por los señores, Licelott Marte de Barrios, presidenta de la cámara ,Pablo del Rosario, vice, Pedro Ortiz, secretario, Alfredo Cruz, miembro,Juan J. Heredia, miembro Y José Alfredo Corripio /foto José de León


Santo Domingo.-La presidenta de la Cámara de Cuentas, Licelott Marte de Barrios, dijo ayer que 2,065 funcionarios públicos no han presentado su declaración jurada de bienes, incumpliendo el plazo establecido en la Ley 311-14.

La falta de los servidores del Estado ha provocado que la Cámara de Cuentas disponga de un personal para “llamarles uno a uno” a que acudan a cumplir con su obligación de presentar la declaración jurada de patrimonio, pero aún así no acatan las leyes.

“Les mandamos una comunicación a sus jefes inmediatos, publicamos el listado en la prensa y en la página web, qué más podemos hacer”, se lamentó Licelott Marte de Barrios.

Afirmó que la Procuraduría General de la República es el organismo encargado para cuestionar a esos funcionarios e investigar sobre su negatividad a presentar su declaración jurada.

Se quejó de que de todos los informes que han enviado a la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) no han recibido ninguna indicación sobre su actuación o no de los casos enviados para revisión.

La presidenta de la Cámara de Cuentas razonó que la Ley 311-14 podría ser modificada para corregir el Artículo 5, a fin de que los servidores públicos tengan que presentar su declaración antes de ocupar el cargo para el que fueron elegidos.

“Lo que pasa con la Ley es que no debió decir declaración jurada patrimonial cuando la persona estuviera en posesión del cargo. Antes de tomar posesión es cuando debían hacer la declaración jurada, como una manera indispensable para tomar posesión”, consideró Marte de Barrios.

Funcionarios

Los funcionarios que incumplen la Ley 311-14 sobre Declaración Jurada de Patrimonio pertenecen a instituciones como el Banco de Reservas; alcaldías, Autoridad Metropolitana de Transporte, Cámara de Diputados, Ministerio de Defensa, Policía Nacional, Comedores Económicos, Seguridad Aeroportuaria, Dirección General de Impuestos Internos, Oficina Supervisora de Ingenieros del Estado y Suprema Corte de Justicia, entre otros.

ONG sin declarar

Marte de Barrios recordó que de 956 Organizaciones no Gubernamentales 382 aún no han presentado su declaración jurada de bienes, lo que implica el uso de 555 millones de pesos sin regulación.

Explicó que envió el informe al Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, para que regule a las ONG que no están habilitadas porque no tienen el Registro Nacional de Contribuyentes (RNC), ni informan a la Dirección General de Impuestos Internos; aunque manejan presupuestos importantes.

Asimismo, funcionarios de más de 380 municipios del país no han entregado la declaración jurada de patrimonio, en muchos casos porque no tienen el perfil para desempeñar el cargo que ocupan y la Liga Municipal Dominicana no les ofrece la asesoría que necesitan.

“La Liga Municipal Dominicana tiene 777 millones de presupuesto, recursos suficientes para asesorar a los ayuntamientos que no tienen contabilidad organizada; son gente que no tienen preparación para llevar la asignación para las que fueron electas”, dijo Marte de Barrios.

Caos en Cámara de Cuentas

La presidenta de la Cámara de Cuentas asegura que cuando llegó a ese organismo encontró una institución “caotizada sin ningún método de trabajo”, pero que en casi ocho años se han esforzado por crear condiciones aceptables, aunque se puede hacer más.

Abogó por un aumento de salario para poder reclutar técnicos con mayor calidad. “Más del 80 % del presupuesto se va en el pago de salario porque es una oficina que lo que hace es fiscalizar y lo hace con personas, con auditores informáticos, financieros, ingenieros y abogados”, dijo.

El vicepresidente de la Cámara de Cuentas, Pablo del Rosario, explicó que cada auditor cuenta con una laptop para realizar sus auditorías, lo que calificó como una mejoría, ya que cuando llegaron los técnicos tenían que usar los equipos electrónicos de la entidad o persona que se iba a auditar.

“Imagínense lo frágil que sería la auditoría cuando para hacerla se usa el equipo del auditable; eso es solo un punto de cuán aletargada estaba la Cámara de Cuentas cuando llegamos en 2008”, señaló.

Reconoció que el talón de Aquiles del organismo era la preparación del personal, pero aseguró que hoy están a la altura del mejor auditor. Con la finalidad de garantizar una efectiva fiscalización de los fondos del Estado, la Cámara de Cuentas capacitó a 45 jóvenes profesionales de distintas áreas.